Hacer una radiografía completa de los distintos sectores sociales y económicos de la provincia y ofrecer recetas para impulsar el cambio de modelo productivo en la provincia jiennense. Esos son los dos principales objetivos de la Memoria Socioeconómica y Laboral de la provincia de Jaén que se ha presentado esta mañana en el Antiguo Hospital de San Juan de Dios, un acto en el que han participado el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, representantes de los agentes sociales jiennenses –la CEJ y los sindicatos UGT y CCOO– y el presidente del Consejo Económico y Social de la provincia de Jaén, Manuel Parras, el órgano encargado de elaborar este documento referido en esta ocasión a 2014.

Esta memoria, a juicio de Francisco Reyes, “pone de manifiesto que contamos con un magnífico instrumento, el CES Provincial, que ha hecho una radiografía del tejido social y económico de nuestra tierra en 2014, que fue un mal año, con una campaña de aceituna muy difícil, y todos sabemos que aunque hemos hecho un gran trabajo para la diversificación económica, el olivar sigue aportando mucho a nuestra economía y sus resultados adversos se han trasladado al resto de los sectores económicos”. De esta publicación, el presidente de la Administración provincial ha resaltado que “refleja el hecho de que el empleo tiene que seguir siendo la gran prioridad para todos y todas las administraciones”.

Al respecto, ha puesto el acento en el “tremendo esfuerzo realizado por la Diputación, con más de 71 millones de euros invertidos en este capítulo, y la Junta de Andalucía, con distintos planes para menores de 30 años, mayores de esa edad, con ayudas para autónomos…”, pero es verdad, ha puntualizado, “que hemos echado de menos a otras administraciones que no han sido receptivas a problemas puntuales que hemos tenido en la provincia de Jaén”. Así, ha criticado que “el Gobierno de España haya aprobado planes especiales de empleo para Extremadura o Canarias, que tienen una tasa de desempleo inferior a la nuestra, y sin embargo con una provincia como Jaén, con una tasa de desempleo muy alta, no se ha sido especialmente sensible”.

Francisco Reyes ha incidido en que esta memoria “nos tiene que servir como instrumento para marcar las pautas y los caminos que debemos seguir en los próximos años”, algo en lo que ha coincidido Manuel Parras, quien ha subrayado que “desde el CES Provincial hacemos propuestas y recetas para los demás, pero también para el propio CES, con el fin de impulsar el cambio de modelo productivo de nuestra provincia”. Un cambio “sobre el que hay que reflexionar y abrir debate, en especial sobre el patrón de crecimiento provincial que tenemos, porque como ha apuntado el presidente de la Diputación, lo que nos mueve es el empleo, cómo hacer que la población activa pueda encontrar trabajo en nuestra provincia”.

Para Parras, Jaén “necesita más diversificación, pero creo que todavía no hemos agotado en absoluto las posibilidades que ofrece la diversificación concéntrica, que debe articularse en torno a nuestros recursos endógenos, y esos son principalmente el olivar y los parques naturales”. “Todo lo que sea forestal, todo el tema de biomasa, debe ser un núcleo central de la bioeconomía en nuestra provincia, buscando así la diversificación, a ver si somos capaces de reequilibrar mejor nuestros sectores productivos e incorporar nuevos sectores, pero sobre todo lo que tenemos que hacer es que en los sectores productivos haya mayor intensificación del conocimiento”, ha apostillado el presidente del CES Provincial.

Como se recoge en esta memoria, “tenemos un problema de desempleo grave, debemos trabajar para que las personas que tienen una edad en la que va a ser difícil su reingreso al mercado laboral, se logre a través de explorar mejor los recursos endógenos de los territorios donde están ubicados”. Al mismo tiempo, ha enfatizado Parras, “debemos hacer empresas sostenibles y viables, que no mueran fácilmente si no que se mantengan, recuperando y fomentando la natalidad empresarial y consolidando lo que tenemos”. En esta dirección, también ha puesto el foco en que “tenemos que hacer que la gente más cualificada se quede, que no tengamos una diáspora como la que estamos viviendo últimamente, porque así seremos capaces de sentar las bases para que haya progreso en la provincia”.

Además de la presentación de esta memoria, el CES Provincial también ha celebrado esta mañana el acto en el que se ha entregado el VI Premio de Investigación del CES Provincial, que ha recaído en el ingeniero agrónomo Javier Alarcón por un estudio sobre optimización en la distribución del agua de riego en la provincia jiennense. En este acto, que ha contado con la presencia de Reyes, Parras y Carmen Espín, presidenta de la Fundación Unicaja, que es la encargada de sufragar este galardón dotado con 2.000 euros, el presidente de la Diputación ha puesto de manifiesto que la provincia de Jaén “es un ejemplo claro del gran esfuerzo que se ha hecho en las últimas décadas, no solamente por ampliar la superficie regable en la provincia, sino también por la importante transformación experimentada, pasando del riego a mantas o con pozas, como siempre se había hecho, al actual riego localizado”.

En este sentido, Francisco Reyes ha valorado la inversión hecha “por parte de los agricultores, con dinero inyectado también por las distintas administraciones, y un ejemplo claro fue ActivaJaén que supuso la puesta en regadío y la modernización de en torno a 60.000 hectáreas”. Estas medidas han permitido, “si no acabar con la vecería en el olivar, sí dar una estabilidad en las producciones en periodos normales de agua, con sequía o cuando ha habido problemas, como en la campaña del año pasado o hace 3 años”. Pero el sector, ha insistido Reyes, “ha hecho un gran esfuerzo que ha permitido optimizar un recurso que siempre es limitado y máxime cuando la climatología no acompaña”. “Estudios como este van a ayudar a que sigamos aprovechando el líquido elemento, optimizando su uso e incluso la posibilidad de, con la misma agua, regar más superficie de la que se ha regado en la provincia en los últimos años”, ha concluido el presidente de la Diputación.

              Por su parte, Manuel Parras ha calificado como “muy interesante” este trabajo para una provincia que “tiene en torno a un 50% de superficie en regadío”. “El agua es un recurso escaso, y pese a que el regadío del olivar en general, y en particular en nuestra provincia, es muy eficiente, esta investigación lo que plantea es cómo distribuir mejor y más eficientemente el agua”, ha explicado el presidente del CES, quien ha valorado, como el resto del jurado de este premio, “que se planteara un interrogante de gran interés: qué conviene hacer más cuando hay escasez de agua”. Parras ha alabado que se realicen “trabajos de este tipo que ayudan a cumplir el objetivo del CES, que pasa por propiciar que tengamos un mayor conocimiento de la realidad para tomar decisiones tanto públicas como privadas”.