A partir de mañana, viernes, y durante todo el fin de semana, la Dirección General de Tráfico va a llevar a cabo en todas las provincias andaluzas una campaña intensiva de vigilancia de motocicletas y ciclomotores, tras haberse producido un repunte en el número de accidentes mortales de este tipo de vehículos en Andalucía. En la campaña se controlarán los principales factores de riesgo que corren los usuarios de motos: el exceso de velocidad, los adelantamientos antirreglamentarios y el no uso del casco.

El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, que ha presentado hoy esta campaña junto con el jefe provincial de Tráfico, Juan Diego Ramírez, ha recordado que la moto es un vehículo especialmente vulnerable en caso de siniestro, como muestra el dato de que el riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor que en coche, a lo que se suma la alta probabilidad de que sus usuarios puedan sufrir lesiones más graves, en comparación a los ocupantes de otro tipo de vehículos. “Los motoristas tienen que ser conscientes de que el paragolpes es su propio cuerpo”, ha dicho.

Aunque los índices más recientes de accidentes mortales de motos en la provincia  puedan ser alentadores, al haberse pasado de las 17 víctimas mortales registradas en 2007 a las 2 de 2014, Juan Lillo se ha mostrado partidario de insistir con este tipo de campañas de vigilancia, porque ayudan a una mayor concienciación de los motoristas y a conseguir mejores resultados en los índices de accidentalidad.

Además, y en contraste con las cifras de Jaén, el subdelegado del Gobierno ha informado de que los datos globales de Andalucía revelan que en lo que va de año ha aumentado peligrosamente la accidentalidad mortal de los viajeros de moto. Así, mientras que en los diez primeros meses de 2014 fallecieron 20 motoristas en las carreteras de la comunidad, el número se ha incrementado hasta 28 en el mismo periodo de este año, siendo Jaén y Huelva las únicas provincias donde no ha habido que contabilizar ningún accidente mortal en vías interurbanas hasta la fecha, aunque en el caso de Jaén sí ha habido que lamentar que una persona haya fallecido en zona urbana este mismo mes de noviembre.

Por su parte, el jefe provincial de Tráfico ha incidido en el dato positivo de que el uso del casco está prácticamente generalizado en carretera, conducta que, sin embargo, no está tan extendida en vías urbanas, donde en bastantes casos puede llegar a poco más del 70% entre los conductores y apenas un 41% en los pasajeros.

Para Juan Diego Ramírez llevar puesto el casco, como se insiste desde la DGT, no es una opción, sino una necesidad, y recuerda que el empleo del casco hace caer en un 72% el riesgo y la severidad de las lesiones y rebaja la probabilidad de muerte en un 39%; además, con su uso la probabilidad de salir ileso del siniestro aumenta en un 20%. Por el contrario, circular sin él incrementa el riesgo de lesión de cabeza, la gravedad de las lesiones y la probabilidad de muerte. En cuanto al ámbito sancionador, viajar sin casco puede suponer una multa de 200 euros, 3 puntos y la inmovilización de la moto.

En las tres jornadas que va a durar la campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil prestarán especial atención a los adelantamientos antirreglamentarios, la caducidad de la ITV, el uso del caso y el exceso de velocidad, que constituyen los principales factores de riesgo, así como la mayor parte de las infracciones cometidas por los motoristas. La campaña, no obstante tiene además como objetivo concienciar a los motoristas para que conduzcan de forma segura: usando el casco, cumpliendo las normas sobre velocidad, alcohol y adelantamientos; llevando en regla la documentación del vehículo y el permiso de conducir, utilizando el equipamiento apropiado y con la ITV pasada. También durante estos días se reforzarán los vuelos de vigilancia de helicópteros y se informará de la operación a través de los paneles informativos existentes en las principales vías.

En la última campaña, realizada en mayo de 2014,  fueron controladas por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil 637 motos, de las que fueron denunciadas 23 (el 3,6%).

Jaén cuenta con 78.933 motocicletas y ciclomotores matriculados, el 16,5% del parque automovilístico provincial, que suma un total de 473.689 vehículos.

Colaboración de los municipios en la campaña

Como es habitual, la Jefatura Provincial de Tráfico se ha dirigido a los ayuntamientos para pedirles que participen activamente con su Policía Local en esta campaña, una colaboración muy importante ya que es en zona urbana donde se produce el mayor número de accidentes de moto.

Presentación campaña motocicletas

Presentación campaña motocicletas