El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Linares ha calificado de “injustas y malintencionadas, y fruto de la manipulación y las medias verdades” las declaraciones que el pasado martes hacía el concejal del Partido Popular, Antonio Delgado, en las que criticaba la actual gestión de la Feria de Linares.

En ese hilo reconocen que es cierto que como afirma el portavoz de PP, Antonio Delgado, los Colectivos que quieren optar a una caseta en el ferial deben cubrir unas tasas superiores a 2000 €, pero omite, dicen, que el alquiler de cada carpa supone para las arcas municipales 3500 €.

Por otra parte recuerdan que alguna renuncia a instalarse de algún Colectivo se ha conocido hace tan poco tiempo que, dicen, ha sido prácticamente imposible estudiar alguna alternativa. Las causas han sido explicadas por los propios interesados, es decir, por no salir las cuentas o por la “presión” de la Inspección de Trabajo, con las sanciones correspondientes. En este sentido, esta “presión excesiva” que a muchos colectivos que se dedican a la actividad sin ánimo de lucro, dicen desde el ayuntamiento, les parece una “persecución”, y afirman que una consigna del Gobierno central.

Del mismo modo se recuerda desde el equipo de gobierno que el propio alcalde reconoció que “obligatoriamente habrá que cambiar el modelo de feria para favorecer que esta sea un instrumento financiador para colectivos de la ciudad” así como “modificar los espacios y la distribución de las casetas”, dos días antes de que el señor Delgado lo repitiera.

En cuanto a la feria taurina se recuerda que es una responsabilidad de una empresa privada. Consideran que es el empresario quien tiene la potestad de programar la cantidad de festejos taurinos, en función del riesgo que asuma. Si se debiera hacer una aportación pública se le pide a propio Antonio Delgado que precise de dónde detraer presupuesto.