Como es habitual durante más de dos décadas, también se ha realizado este año, el programa solidario denominado “Vacaciones en Paz” del que se benefician 5.000 niños y niñas saharauis con su permanencia durante los meses de julio y agosto en España. Andalucía acoge a 1300 niños en el seno de familias comprometidas y solidarias con este pueblo olvidado de la mano de Dios, de Alá y sobre todo, del Gobierno de España y de la Comunidad internacional.

El calor que este verano estamos soportando en España viene del Sáhara y del Sahel, amortiguado al menos en 20 grados de temperatura. El mes de julio, se ha llegado en los campamentos de refugiados saharauis a soportar los inhumanos 65 grados. Allí, los saharauis sólo tienen algo de comida (si a lo que toman se les puede llamar comida) para el mes de julio. Después de julio nada ya no tendrán nada. Están con el agua para beber que les provoca muchísimas enfermedades, y que camiones cisterna llevan a los campamentos cada 15 días.

Las ayudas llegan a los campamentos de refugiados a través  del pueblo español por medios extraordinariamente seguros, siempre con acompañantes de nuestra Asociación, para asegurar el envío. Pero también traemos discapacitados físicos y psíquicos que la Asociación de Jaén de Ayuda al Sáhara, aloja en APRONSI de Andújar, porque las familias no disponen de los medios sanitarios y humanos necesarios para atenderlos en las casas. Cada familia, y curiosamente, muchas familias humildes  acogen a un niño/a o dos, haciéndose cargo de todos sus gastos: transporte de ida y vuelta desde los campamentos, comida, ropa, revisiones médicas que no cubre la SS etc., además de la caja de comida, ropa y dinero, que los niños llevan de vuelta a sus haimas.

FANDAS(Asociación Andaluza de Ayuda al Sáhara) a la que pertenece la Asoc. Provincial de Jaén, se financia de forma autónoma, y si hay alguna aportación económica o material, es a través de donaciones particulares, colectivos sociales y actividades desarrolladas por esta Asociación a nivel interprovincial. Aunque puntualmente colaboran las Administraciones Públicas.  Se suele hacer un viaje sanitario al menos una vez al año.  Allí se atienden partos, se realizan operaciones de todo tipo, por parte de médicos que cogen sus vacaciones anuales, para realizar esta labor humanitaria. Existen serios problemas de salud; entre ellos de la vista, por los continuos sirocos que sufren en los campamentos, que quedan destrozados después de que se produce ese infierno de tormenta de arena. También existe mucha diabetes, debido a que matan el hambre con té y muchísimo azúcar para engañar el estómago, porque apenas tienen comida. Igualmente, existen muchos problemas de deformaciones óseas debido a estas extremas condiciones de vida. Desde nuestras Asociaciones Provinciales, somos conscientes de que la única forma de que este pueblo no caiga en el olvido de los españoles y del mundo entero, es mantener este programa de acogimiento veraniego para nuestros niños/as así como el envío anual de camiones de entre 30-40 toneladas con comida, medicamentos, material sanitario, escolar, sillas de ruedas etc., sufragados por las actividades que realizan las Asociaciones  amén de donaciones de hospitales y colegios de material obsoleto, porque allí no hay nada.

Quien va al Sáhara en labor humanitaria, queda enganchado y transformado para siempre, pues los saharauis son gente acogedora, que saben compartir con los demás cualquier envío de comida, de ropa, porque tienen un corazón que no les cabe en el pecho. Ya lo decimos, ir allí es descubrir algo nuevo. Después ya todo el año, toda la vida, sólo vives y piensas en clave de solidaridad  y de compartir.

Si alguien que lea este artículo-comunicado, quiere aportar su grano de arena bien venido sea a esta labor humanitaria.

Para ello damos un Nº de cuenta:2100 1834 72 0100575767 IBAN ES 25

Titular de la cuenta: Asociación Provincial de Jaén en Ayuda al Pueblo Saharaui. C/ Rey Alí nº 11- Bajo. Jaén