La producción mundial de aceite de oliva podría estar entre los 2,7 y 2,9 millones de toneladas, mientras que en España podría oscilar entre los 1,25 y 1,40 millones, según las previsiones de GEA Westfalia Separator Ibérica.  El presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica, Juan Vilar Hernández, deja claro que estas estimaciones son provisionales, ya que hay factores extrínsecos, como la climatología de los próximos meses, que influyen en el valor definitivo del aforo. Vilar ha ofrecido estos datos en una Master Class impartida en el programa de elaboración de aceites de oliva vírgenes y gestión de subproductos, promovido por la sede de Baeza de la Universidad Internacional de Andalucía.

En el marco de esta actividad docente, realizó un análisis sobre la oferta y demanda internacional de aceite de oliva, los países consumidores y productores.  Además, el presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica señaló que los precios de la próxima campaña dependerán de la producción y consumo definitivos, e hizo especial hincapié en la demanda interna de países como España, donde se ha desplomado más del 20% respecto al año anterior, o casos como Túnez, Turquía, Marruecos o Grecia, grandes productores mundiales donde los excedentes per cápita de aceite registrados son elevados, en algunos casos debido a las altas producciones, y en otros casos a los bajos consumos internos. Esta situación implica que todos los excedentes, con costes de producción inferiores, compitan en el mercado internacional con el aceite de oliva producido en España, suponiendo por tanto una oferta adicional de producto, y por ende un efecto directo en la formación de los precios. 

De esta forma, Juan Vilar Hernández manifiesta que es vital promover el consumo interno en países como Marruecos, Turquía, Grecia o Túnez a través de entidades como el COI, la Interprofesional o el Ministerio de Agricultura. “De este modo, se conseguiría eliminar excedentes internacionales que compiten de forma directa con el aceite español exportado. De la misma forma, las cifras indican que resulta vital fomentar el consumo interno dentro del mercado español”, explica.   

El Grupo GEA cuenta en la Península Ibérica con más de 400 puestos directos de trabajo y una cifra de negocios conjunta de unos 150 millones de euros. Además, posee once centros de trabajo distribuidos en ubicaciones como Barcelona, Madrid, Huelva, Úbeda, Vigo o Lisboa.