En el día de ayer, 4 de junio de 2015, tuvo lugar en el Museo Arqueológico de Linares la presentación del I Campo Internacional de Trabajo en Arqueología “Cástulo: Puerto de Encuentros” que va a reunir en el Conjunto Arqueológico de Cástulo (Linares) a 40 jóvenes arqueólogos durante los meses de junio y julio. En el acto estuvieron presentes, entre otros, el alcalde de Linares, Juan Fernández, y las delegadas territoriales de Educación, Cultura y Deporte, Yolanda Caballero, y de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Ana Cobo.

“Hablamos de una iniciativa en la que van a participar estudiantes de universidades extranjeras de Estados Unidos o Bélgica, así como estudiantes españoles procedentes de regiones como Canarias, Castilla y León, Baleares, Madrid o Extremadura”, ha señalado la delegada territorial de Cultura, Yolanda Caballero. Con la puesta en marcha de este campo internacional de trabajo, según ha apuntado Yolanda Caballero, se pretende crear un punto de encuentro en el que los profesionales compartan sus experiencias prácticas en distintos países para que enriquezcan los trabajos habituales que se desarrollan en el yacimiento arqueológico. “La experiencia de los profesionales que trabajan de forma habitual en Linares se va a mejorar con una mirada externa al tiempo que se comparte el proyecto de intervención en los bienes patrimoniales de Cástulo”, ha indicado.

El campo de trabajo “Cástulo: Puerto de Encuentros” comenzará el próximo 15 de junio con el primer turno que se prolongará durante tres semanas. El segundo grupo de jóvenes arqueólogos trabajarán en Linares desde el 6 de julio hasta el 24 de julio cuando se celebrará la clausura del campo internacional de trabajo. Además de los participantes en esta iniciativa, los trabajos arqueológicos se completarán con los miembros de la asociación linarense de promoción social “28 de febrero” y grupos de voluntarios procedentes de la capital, Vilches y Los Villares.

Los participantes en las excavaciones van a realizar labores como la excavación en campo, documentación arqueológica, restauración y procesado de materiales, así como limpieza y catalogación de los mismos. “Este verano se van a centrar los trabajos en las zonas de la Torre Púnica, las Casas Ibéricas y en el entorno del edificio E donde se halló el pasado año la patena de Cristo en Majestad”, ha resaltado.

Por su parte, la delegada de Innovación ha destacado el ejemplo de colaboración ciudadana que supone el desarrollo de un proyecto de excavaciones como el que se desarrolla en Cástulo. “Cuando los vi-sitantes llegan a Linares pueden disfrutar del Mosaico de los Amores, del León Ibero o de la patena de Cristo en Majestad, pero también pueden presenciar una muestra de colaboración ciudadana en la que los voluntarios rentabilizan al máximo cada euro de inversión que aportamos desde las administraciones”, ha resaltado Cobo.

“Siglo XXI en Cástulo”, el nuevo proyecto de excavaciones
El Gobierno andaluz ha puesto en marcha, a través de la Conse-jería de Educación, Cultura y Deporte, el proyecto de excavaciones “Siglo XXI en Cástulo”, con el que se pretende dar continuidad al proyecto anterior “Forvm MMX” que ha constituido una experiencia de investigación interdisciplinar en torno al patrimonio arqueológico durante los últimos cuatro años. “Se trata de una iniciativa que con-templa las actuaciones que se van a realizar en el Conjunto Arqueológico de Cástulo durante los próximos seis años con el objetivo de abrir ventanas en la larga secuencia de Cástulo y nos permitan generar una multiplicidad de puntos de interés en torno al yacimiento”, ha destacado Yolanda Caballero.

Por su parte, la delegada de Innovación ha destacado que el Gobierno andaluz ha destinado en los últimos cuatro años 948.000 eu-ros para el desarrollo del proyecto de excavaciones “Forvm MMX”. “A esta aportación económica se va a sumar este año una nueva partida de 150.000 euros, que está próxima a cerrarse, y asegurar, de esta manera, los trabajos que tiene programados el proyecto “Siglo XXI en Cástulo”, ha indicado Ana Cobo.

Las excavaciones comenzaron el pasado lunes, 1 de junio, en tres zonas distintas. Por un lado, los arqueólogos y voluntarios trabajan en el área 1 (niveles asociados a una comunidad judía de los siglos IV y V), en el área 2 (edificio cristiano) y en la casa ibérica del cerro de La Muela.

Por un lado, en el área 1 los trabajos se han centrado en la apertura de una cloaca en la calle principal con distintos cortes para alcanzar el pavimento de la misma. Por otro lado, en el área 2 se trabaja en la futura rampa que unirá la actual cubierta con la portada del edificio cristiano. Por último, los arqueólogos que trabajan en la casa ibérica se han centrado en la recuperación de una inhumación infantil y en trabajos sobre la superficie.

Momento de la presentación

Momento de la presentación