Tras admitir a trámite el recurso extraordinario de amparo que Desirèe Vicente presentó ante la sala segunda del Tribunal Constitucional, como último recurso para evitar que se ejecute la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que obliga a esta madre a entregar a su hija de cinco años a su padre biológico, imputado por maltrato y residente en Suiza; el Tribunal Constitucional ha acordado la suspensión cautelar de la resolución del Auto y Providencia de la Sección 22ª de la Audiencia Provincial de Madrid.

El TC entiende que la ejecución de dicha resolución produciría un perjuicio de “imposible o muy difícil reparación que haría perder su finalidad al recurso de amparo”.