El objetivo de convertir en Cástulo en un recurso patrimonial y turístico más allá de las propias fronteras del conjunto arqueológico de la ciudad gracias a la celebración de numerosas actividades de recreación histórica en el centro de la ciudad, se ha convertido en uno de los grandes eventos histórico culturales de Linares en menos de dos años. La II edición de los Juegos Ibero Romanos de Cástulo ha conseguido atraer durante el pasado fin de semana a más de 15.000 personas en el conjunto de todas sus actividades que, asimismo, ha conseguido dinamizar la actividad de toda la ciudad gracias a la implicación de nuevos colectivos.

«El objetivo es seguir creciendo en esta iniciativa y que sea un producto turístico cultural más allá de la provincia, con una proyección internacional gracias a las actividades que se realizan en Cástulo, con visitas guiadas, el campamento de gladiadores o los enfrentamientos con los cartagineses; o en Linares, con el combate de gladiadores o la ofrenda a los dioses. No es una actividad exclusiva de Linares la recreación histórica, pero si debe convertirse en única», defiende el alcalde de Linares, Juan Fernández, sobre este propuesta turístico-cultural que en esta segunda edición ha ido más allá de la mera recreación histórica, desarrollándose conferencias de divulgación científica, actividades dirigidas a los escolares, conciertos de música greco-romana y olimpiadas infantiles, junto con la puesta en escena de una escuela de gladiadores o un combate entre ellos.

Asimismo, y con el objetivo de involucrar a todos los colectivos de la ciudad en el desarrollo de los Juegos, y del mismo modo favorecer que se dinamicen gracias a la repercusión socioeconómica de los mismos, los II Juegos Ibero Romanos de Cástulo han apostado especialmente por vincular sus actividades con el comercio y hostelería de la ciudad. De la mano del Dios Mercurio, dios del comercio, ambos sectores han ofrecido descuentos especiales para participar en las diferentes actividades, así como una oferta gastronómica adaptada tras la máster class celebrada sobre gastronomía romana. «Más de 8.000 personas se han acercado a estas actividades en la calle que se han desarrollado durante los Juegos Ibero Romanos, lo que es una muestra clara de la dinamización de la ciudad que se genera», señala el primer edil linarense, quien destaca que más de 5.000 personas acudieron a las citas en la plaza de toros y otras 1.500 en el yacimiento.

Por su parte, una veintena de agentes de viajes de la comunidad de Madrid estuvieron presentes en los juegos con el fin de disfrutar de primera mano el espectáculo, de modo que pueda ser ofrecido en próximas ediciones al público madrileño.

De este modo, los Juegos Ibero Romanos de Cástulo representan una fuerte apuesta turística y cultural para Linares y el conjunto arqueológico de Cástulo que, tras meses de preparación y actividades, han conseguido poner en marcha una oferta de enorme atractivo para el visitante con el fin de viajar a su pasado íbero-romano a través de una experiencia única caracterizada por una gran oferta turístico comercial.

El alcalde de Linares, Juan Fernández; la concejala de Turismo, Mabel Selfa; y los agentes de viajes madrileños

El alcalde de Linares, Juan Fernández; la concejala de Turismo, Mabel Selfa; y los agentes de viajes madrileños

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo

Juegos Ibero-romanos de Cástulo