La puesta en marcha del Parque Infantil de Tráfico, una iniciativa surgida hace cuatro años en el Ayuntamiento de Linares y que ha contado con la colaboración de numerosos profesionales de la formación en educación vial de la ciudad, se ha convertido en un referente a nivel nacional por su gran apuesta por la educación de los más pequeños.

Este proyecto, que en 2011 iniciaba su andadura junto a poco más de medio millar de alumnos de los diferentes centros educativos de la ciudad con actividades formativas tanto en las aulas como en las instalaciones del Parque del Pisar, ha contribuido a la formación vial de más de 800.000 escolares de toda Andalucía, así como cientos de adultos a través de otras iniciativas, que han convertido a Linares en la capital andaluza de la educación vial. «Este esfuerzo por hacer que la educación vial forme parte del curriculum de nuestros pequeños para sensibilizar en algo tan importante como es la educación en valores y el respeto hacia unas normas de comportamiento, que ellos trasladan a sus propios padres, permite ofrecer una formación integral de la ciudadanía», defiende el alcalde de Linares, Juan Fernández, sobre el proyecto del Parque Infantil de Tráfico, desde donde se ha impulsado iniciativas como el concurso ‘Gana Puntos con la Educación Vial’, que ya cuenta con tres ediciones locales, dos provinciales y una a nivel andaluz.

Precisamente, la puesta en marcha del concurso sobre educación vial, que este año ha contado con la participación de más de 700.000 niños de sexto de Primaria de toda Andalucía, Ceuta y Melilla, ha arrancando el reconocimiento tanto de Administraciones, como la Junta de Andalucía, así como de instituciones que trabajan por mejorar la seguridad vial en España. En concreto, el concurso linarense recibía el premio ‘Ponle Freno’ de Atresmedia, en reconocimiento a su apuesta por la educación vial entre los menores.

Formación reglada

La apuesta del Ayuntamiento de Linares por llevar la educación vial a todos los escolares de la ciudad, pero también a nivel andaluz, no sólo se limita a la celebración del concurso anual del Parque Infantil de Tráfico linarense, sino que pretende trasladarse a las aulas a través de una asignatura reglada.

Para ello, el equipo de Gobierno socialista ha trasladado a la Junta de Andalucía su petición para incorporar la educación vial dentro del curriculum obligatorio como enseñanza transversal. «Los conocimientos adquiridos a través de esta asignatura serán llevados a cabo por los menores como peatones, como ciclistas y como futuros conductores y, por tanto, evitando accidentes y la pérdida de vidas», apunta el primer edil socialista.