CILUS Linares lamenta lo que consideran una gran cantidad de recursos públicos que mediante subvenciones orgánicas reciben los partidos políticos para gastos en campaña electoral.

CILUS Linares, afirma ser el único grupo que rechaza estatutariamente estas subvenciones, ha retrasado a hoy lunes su pegada de carteles* como forma de protesta, desmarcándose así del resto de partidos. En palabras de Javier Bris, candidato a la Alcaldía, “aun conscientes de la pérdida de presencia durante el inicio de la campaña y el fin de semana, hemos decidido ser valientes y desmarcarnos del resto de partidos, puesto que nuestra campaña no se paga con dinero de los ciudadanos”.

A su vez, CILUS lamenta el reparto de espacios electorales que, nuevamente, dicen, “vuelve a beneficiar a los grandes partidos y atenúa la posible presencia de otras alternativas”.

La apuesta del partido por el uso “inteligente” de los recursos, como por ejemplo la inclusión de un código QR** en los carteles para descargar el Programa Electoral en el móvil, así como una presencia constante en redes sociales, sigue siendo el signo distintivo de la campaña de CILUS.