“Se lo llevan calentito”, esta frase hecha me viene rondando la cabeza desde hace algún tiempo y este Domingo de Resurrección he descubierto que al Papa Francisco también cuando en su bendición se acordó de los traficantes de armas, así que me he decido a compartir mis reflexiones sobre ella.

En nuestra sociedad occidental donde el maniqueísmo “campa a sus anchas”, si me permiten la expresión, sólo existe el blanco y el negro, lo bueno y lo malo, estás arriba o estás abajo. Los grises no forman parte de nosotros, nuestra educación cristiana ya sea católica o protestante es exclusiva y excluyente. O están conmigo o están contra mí. Eso, sin duda, nos condiciona.

¡No, no aún no se me enfaden!. Solo trato de explicarles porqué creo que esto tiene relación con la frasecita.

En esta Europa nuestra llevamos demasiadas guerras a cuestas y aún seguimos en guerra. Para muestra un botón, ahí tenemos la vergüenza de lo que está sucediendo en Ucrania. Pero, ¿Porqué esta manía de matarnos permanentemente?, ¿Porqué la paz no es una forma válida de vida y de relacionarnos?. Yo sólo soy yo, pero me pregunto ¿Quién se lo está llevando calentito? ¿Quién está ganando con la venta de armas a los dos contendientes, rusos y ucranianos?, ¿Porqué frente a la vida pacífica hay siempre una amenaza que nos justifica cuando nos armamos? … para defendernos … ¡Claro!.

No quiero ser malpensada … o sí. ¿Cómo se llamarán los que facturan cada una de las balas que se disparan?, ¿Cómo se llamarán los que facturan cada una de las minas antipersonas que se plantan?, ¿Cuál será el nombre de quienes facturan cada una de las armas que se disparan? ¿Dónde se fabrican y en que feria internacional se venden? ¿Qué cuentas de resultados estarán incrementando?.

Ya les digo que no quiero ser malpensada … o sí, pero … ¿Cómo pueden justificarse los presupuestos multimillonarios en Defensa, si apenas hay presupuesto para el resto de departamentos y si, además, no hay de quien defenderse?. Si nos quedásemos sin enemigos se tendrían que desmontar algunos chiringuitos. ¿Para qué tanto presupuesto para investigación … para la Defensa?, O lo que es lo mismo, en la creación de productos para “defendernos de otros humanos”. Bueno, ¡Ya está bien!, vamos a ser claros y a dejar de ser políticamente correctos en productos para matar más y mejor a otros humanos con el menor número de bajas … posibles.

Cada vez que veo el telediario encuentro al enemigo, aunque ha ido cambiando de nombre a lo largo de los años, siempre hay y ha habido un enemigo. Cuando era pequeña, los “rusos”, el bloque soviético, Cuba, China … algo se comenzó a desdibujar el enemigo “rojo” para que fuese tomando cada vez una mayor protagonismo el enemigo “musulmán”. Recuerdo la crisis con “Gadafi”, el integrismo de Irán, los palestinos en Oriente Medio, Israel “acosado”, la guerra del Líbano, la guerra de los Balcanes, la guerra de Kósovo, los atentados de Nueva York, la cara de Bin Laden, las guerras del Golfo, el protagonismo y expansión de Al Qaeda, los atentados de Madrid y de Casa Blanca, de Bostón y de Paris… Recuerdo a grupos de fanáticos musulmanes luchando en Afganistán, atentando en Iraq, … recuerdo … al Estado Islámico, a Boko Haram, a Kenya …y la verdad es que no quiero recordar más porque la lista es interminable.

Y yo, miro al televisor y sigo preguntándome ¿Quién les vende las armas y las municiones? mientras recuerdo aquella película de 2005, sí aquella que se llamaba “El señor de la guerra”. Y aunque no quiero ni saber la respuesta a continuación escucho la noticia de cómo en Occidente ya en estamos saliendo de la crisis. Sí, ahora estoy segura, como dijo Sabina “Dios le paga un sueldo a Satán” así que ¿A quién se lo pagarán las industrias armamentísticas y los traficantes de armas?

Fuentes:

http://goo.gl/mIae4S

http://goo.gl/rtrIQo

http://goo.gl/PXQy2h