Las críticas lanzadas por Facua-Jaén a la situación de “abandono y deterioro” del Cementerio Municipal de San José no cayeron en saco roto para la empresa encargada de la gestión de este servicio en la ciudad. Por ello, a través de una convocatoria de prensa, el gerente de “Cementerio Parque de Linares”, José Manuel Rodríguez, contestó a las, según él, “graves acusaciones” vertidas, en los medios de comunicación, por Felipe Serrano, secretario general de la organización de consumidores, y Pedro Muñoz, uno de los socios de la misma.

“Estamos abiertos los 365 del año y no tenemos constancia de las quejas que comentan. De hecho, el año pasado tan solo recibimos dos reclamaciones”, explicó Rodríguez, quien explicó que la firma de la que es gerente es una sociedad mixta en la que el Ayuntamiento de Linares fiscaliza y controla los protocolos de trabajo mediante los Reglamentos de Cementerios y de Policía Sanitaria Andaluza en todas las gestiones relacionadas con los servicios funerarios de la ciudad.

Así, José Manuel Rodríguez apuntó que, desde el año 2004, la compañía ha desarrollado “continuas obras de mejora y rehabilitación” en el histórico camposanto de San José, que data del año 1892. Un recinto que fue adaptado a la Ley de Policía Sanitaria Mortuoria Andaluza y donde, además, se realizaron otros trabajos para amoldar sus espacios a personas con movilidad reducida, arreglar los patios, pavimentar las calles, reparar las cubiertas, canalizaciones de agua y luz o construir más de 1.000 monumentos funerarios. “También se ha llevado a cabo una formación continua del personal laboral en la atención a los usuarios y el mantenimiento e inversión constante en los 65.000 metros cuadrados de superficie del cementerio, quedando constancia en las obras informadas en los medios y apreciadas por los usuarios cada año, y aclarando que se continuarán realizando inversiones y reparaciones”, dijo el gerente de Cementerio Parque.

Por otro lado, desde la sociedad gestora del servicio se explicó que se tiene contratada a una empresa externa, DNV, que es la que, anualmente, certifica, mediante el sistema de calidad ISO 9001:2008, todas las prestaciones de servicios integrales funerarios, así como la revisión continua en lo referente a las políticas de Atención al Usuario y Gestión del Medioambiente y el control de Gestión de los Hornos Crematorios. De hecho, según el gerente de Cementerio Parque, DNV certifica que el nivel de calidad entendida por los usuarios en los cuestionarios es “de un 9,4 sobre 10”.

Con respecto a las diversas prácticas denunciadas por Facua, desde Cementerio Parque indicaron que las exhumaciones de restos de 1930 “se realizan por problemas de construcción” y los técnicos municipales realizan catas y estudios para ver la mejor solución para los monumentos: “Se encuentran más de 400 nichos de este tipo, por lo que es una prueba para todo el patio de Linarejos. Y los restos se trasladan a la zona nueva del patio de San Juan, no al osario”. Con respecto a la quema de ataúdes, el gerente recuerda que la Ley Andaluza obliga a que se haga en uno de los hornos crematorios. En el caso del cementerio civil, señaló que se trataba de una zona apartada, destinada a aquellos que optaban por el suicidio o que no podían enterrarse en los cementerios. “Como empresa accedimos a los libros públicos y no constan enterramientos”. Y sobre el Patio de San Juan, donde a principios del siglo XX se ubicaban fosas, se urbanizan monumentos según la necesidad: “Muchos monumentos son propiedad de familias, algunos perpetuos, por lo que la empresa no puede tocarlos ni siquiera para mejorarlos, excepto que se produzca la reversión”, detalló.

José Manuel Rodríguez manifestó, por tanto, que su empresa “no entiende las motivaciones de Felipe Serrano” a la hora de criticar el estado del Cementerio, “cuando él mismo y la asociación que representa han felicitado públicamente todos los años a esta empresa por su hacer diario, sabiendo que, como cualquier ciudadano, se le atiende y da información de lo que necesite”. Asimismo, agregó que “el equipo humano de Cementerio Parque de Linares entiende que se ha puesto en tela de juicio su buen hacer y el trabajo tan sensible que desarrolla diariamente, habiéndose manchado la imagen y honorabilidad de esta empresa, aparte del consiguiente malestar y temor generado en la población”.

Por ello, el gerente exige “una rectificación urgente y pública, dejando claro que todas las informaciones aparecidas en los medios han sido enviadas al departamento jurídico para que se ejecuten las acciones legales que se estimen convenientes frente a estos señores”, sentenció Rodríguez.