El Proyecto para la construcción de lo que será la futura Casa de la Juventud, continua en su fase definitiva, pero lo cierto es que nunca se acaba con la incertidumbre que esto produce en la paralización de las actividades programadas para nuestros jóvenes.

Los andalucistas no entendemos como aun los trabajos de ampliación y rehabilitación del edificio, permanezcan todavía a la espera de su ansiada finalización.

En Septiembre del año pasado del 2014, el concejal de juventud y patrimonio Daniel Campos del Ayuntamiento de Linares anuncio que se estaba esperando la adjudicación de las obras definitivamente por la Junta de Andalucía. La intervención de este edificio “Casa del Torreón” edificio histórico del siglo XVII continua todavía a la espera de su terminación definitiva.

Ya en Julio del año pasado se anunció a bombo y platillo que el edificio estaría terminado para Marzo del 2015, esta era la fecha prevista para que la nueva Casa de la Juventud, uno de los proyectos de más envergadura estuviera a pleno rendimiento de funcionamiento. Lo curioso del caso es que cuando no es por una cosa es por otra, ahora la culpable es la intervención de la Junta de Andalucía al no establecer todavía los plazos, para que el colectivo juvenil linarense pueda disfrutar de estas instalaciones.

El Boletín Oficial de la Junta del pasado Agosto de 2014 para la licitación de los trabajos, permanecen todavía pendientes de su adjudicación definitiva.

Según palabras del Concejal del área de juventud, la fase de licitación está cerrada, y se valoran los proyectos que se han presentado en la oferta económica.

Dichos avances quedan una vez más paralizados, ante la convocatoria de elecciones autonómicas en Andalucía, lo que retrasara una vez más este proyecto que ya huele a tomadura de pelo a la inteligencia de esta ciudad.

Lo cierto es que llevan casi 5 años y todavía no ha podido ser utilizada por nuestros jóvenes, y de no continuar con las obras que se perpetúan en el tiempo, seguirán deteriorándose con el tiempo. El PA exige a la corporación municipal que de una vez por todas cumpla con sus compromisos, que son los de la ciudadanía a la que representan.