Cuentan que, en cierta tertulia de política-espectáculo, un trabajador de plató devolvió sendos documentos a  dos intervinientes habituales, comentando con sorna la coincidencia total de tales escritos, pese a que dichos “piquitos de oro” decían representar a opciones dispares. Aquel hecho, y algunas lecturas más, me llevaron a reflexionar sobre la fatal eficacia que la cansina repetición de  argumentos simplones ejercen sobre gran parte de la ciudadanía. De ello escribo hoy.

            Tal vez quien lee este escrito no conozca al señor Arriola. Sin embargo este sociólogo sí que conoce como piensa  la ciudadanía y cómo influir en gran parte de nuestral opinión . Probablemente  aquel documento que repetido circulaba en aquella tertulia tuviera que ver con Pedro Arriola. Pudiera ser uno de los argumentario que él ofrecía a muchos voceros en las principales televisiones y radios. Ocurre así que la opinión y las decisiones políticas de cada cual son bastante menos libres de lo que en general pensamos. Y es que las ciencias ( la sociología y de la comunicación entre ellas) adelantan que es una barbaridad, que decían los antiguos. Con los sondeos sobre gustos u opiniones y las técnicas publicitarias, cada día dudamos más sobre lo que entedemos como cierto y lo que deseamos o decidimos. Sobre las verdades, ya Göbbels (ministro de información de Hitler) nos había ilustrado con su teoría  “una mentira mil veces repetida se convierte en verdad”.

            Volviendo a  Arriola, y a su trabajo como asesor del PP de Rajoy en su oposición a Zapatero, cabría destacar la cansina reiteración de mensajes simplones, con frecuencia ofensivos, siempre exagerados y con acertada (para los intereses perseguidos) focalización. Recordemos algunos: “Zapatero es culpable del paro y de todo” “Tiene que dimitir y el PP creará un montón de empleos” “RTVE tiene manía al PP pues no lo trata como la mayoría de medios privados”  “No se preocupen más que de la crisis” “El PSOE sólo es responsable cuando hace lo que quiere el PP como reformar el 135 de la Constitución” “La educación tampoco funciona, también la arreglará el PP ¿ con Wert?”

“Para libertades, las que ofrece el PP”… En resumen se trataba de afear al PSOE que aplicara de manera vergonzante la misma política neoliberal que exigía el PP, pero acudiendo  al capitalismo de pura cepa en lugar de aceptar a imitadores. Ante la dureza de la crisis-estafa y las muchas torpezas y miedos de esa falsa izquierda, las elecciones vinieron a castigar a aquel Zapatero zombi y entregado. Un Zapatero muy diferente de quien había denunciado las mentiras de la guerra de Irak .

            Una vez Rajoy ya en el gobierno, al señor Arriola le toca el difícil reto de ocultar los graves incumplimientos electorales, tapar la creciente corrupción, y presentar como positivos los recortes laborales, de derechos sociales y de libertades. Para ello se empieza destruyendo los avances conseguidos en RTVE imitadora de la BBC, renueva la complicidad con los medios capitalistas (incluídos la SER y El País) y sometiendo a los periodistas a escasas  entrevistas sin preguntas o pactando éstas cuando no  se recurre a vídeos en plasma.

            El nuevo argumentario mantiene  la “neo lengua” (emigración=movilidad territorial), y repite mensajes gobbelsianos como: “No cumplimos nuestro programa pero hacemos lo que España necesita” “Nos ayudarán la Virgen del Rocío o Santiago Matamoros”“Estamos saliendo de la crisis con más gente trabajando” (no importa si es verdad y/o con más precariedad y pobreza) “Los corruptos o son inocentes o pasan a ser  indeseables que ya no están en el PP (Bárcenas)”  “Corruptos los hay en todos los partidos” “La transición con su PPSOE con responsabilidad de estado son la única salida” (Importan poco: los mismos recortes, las puertas giratorias, corrupción desvergonzada, monarquía desprestigiada y jerarquía católica dogmática-capitalista). “Quienes hablan de “casta” son antisistema y un peligro” “Eficacia, la de Guindos (quiebra de Goldman Sak), o  la de Montoro tapando o publicando el fraude fiscal según convenga”.

            Ya, entrando en este año electoral habrá que mantener con inquina el pacto político-sindical del 78.”El PPSOE garantiza seguridad apoyando cadena perpetua encubierta” “Sacrificado Sánchez,la señora Diaz, sumisa con la banca, puede simular oposición”. Enfrente: la llama regeneradora del 15M articulada en un Podemos que se tolera/sataniza y enemista con la otra izquierda que, a su vez, cainita se destroza. Las administraciones retoman obras abandonadas para que haya “vidilla” e inauguraciones. Atresmedia y Mediaset controlarán los boquetes progres. El señor Fernández blandirá, sembrando miedo, su flamante ley mordaza. Así, con un escenario retocado, los Arriola y compañía nos meterán en la sesera: “La crisis es menor de lo que se decía” ” Podemos distraernos con el fútbol y las procesiones.” “De que coma y se caliente todo el mundo ya se encargará el banco de alimentos (bien manejado por el Opus Dei) o los díscolos de Cáritas” “De la política olvídate que todos son iguales” “Para corrupción, mejor la conocida de Mariano cuyo rebaño se pelea menos y se lleva mejor con la eficaz Merkel y el “pacífico” Obama”.

            Por contra, los Arriola y Fernández Díaz se encargarán de tapar el paro o desahucios que no cesan. También pondrán sordina o confusión a  protestas como las marchas de la dignidad, que pese ellos, reunieron en Madrid, hace casi un año la mayor movilización de la última década.