El Punto de Encuentro Familiar (PEF) de la provincia, dependiente de Consejería de Justicia e Interior, ha atendido a 200 menores jiennenses a lo largo del año 2014. Así lo ha puesto de relieve la delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, que ha recordado que el PEF constituye un servicio público, gratuito, neutral y de intervención temporal, en el que se lleva a cabo el cumplimiento de los regímenes de visitas, comunicación y estancia de los menores con sus progenitores o familiares no custodios de acuerdo con lo establecido en una resolución judicial.

“El objetivo general de este recurso es facilitar un espacio donde se garantice el interés y seguridad de cada menor, creando un clima de confianza y seguridad y alejado de los conflictos familiares”, ha explicado Gálvez, que ha detallado que este servicio ha atendido 142 expedientes, correspondientes con los 200 menores, de los que 82 se iniciaron en 2014 y 60 procedían de ejercicios anteriores. Del total, 20 provienen de una orden u otra medida de protección a la madre por violencia de género.

En su sede se realizan los regímenes de visitas establecidos por resolución judicial, que pueden consistir en entregas y recogidas de los menores en este espacio o en visitas realizadas en sus instalaciones bajo la supervisión de un miembro del equipo técnico, las llamadas visitas tuteladas. Para ello, cuenta con un equipo técnico multidisciplinar formado por 3 psicólogas, 2 trabajadores sociales y una jurista, con formación especializada para la atención de casos de conflictividad familiar. “El PEF es un recurso de carácter temporal y, por ello, sus profesionales orientan su intervención al logro del restablecimiento de las relaciones entre los niños y sus padres fuera de este espacio. En principio, el periodo máximo de su uso es de dieciocho meses, si bien hay situaciones que aconsejan la prórroga, como en los casos de violencia de género o situaciones excepcionales que valora el equipo y aprueba el juez”, ha detallado la delegada.

Todas las capitales andaluzas cuentan con un Punto de Encuentro Familiar. “Pese a la situación actual, el Gobierno andaluz no escatima medios ni esfuerzos para que nuestros menores reciban toda la protección y la atención necesaria para su desarrollo y para su bienestar. Además, se trata de un recurso gratuito, a diferencia de lo que sucede en otras Comunidades Autónomas como Madrid, donde se ha implantado una tasa por su utilización”, ha recordado Gálvez.

El inmueble destinado a este fin en Jaén es una vivienda dotada de todos los servicios necesarios para que los encuentros de las familias con los menores se desarrollen en un ambiente cálido y acogedor. Dispone de distintas salas de juegos, de reuniones y oficinas que facilitan el trabajo de los técnicos y, además, permite que se ejecuten simultáneamente distintas visitas.