La situación actual de los jóvenes linarenses no es nada halagüeña; existen verdaderas dificultades para concretar su incorporación a la vida económica y social.

Esto constituye sin duda alguna el origen de todos sus problemas actuales y repercuten irremediablemente en toda la sociedad linarense. El problema más importante de todos los que padecemos y origen de esa tardía incorporación a la vida social, es el desempleo juvenil.

Más del 60% de los desempleados, actualmente son jóvenes en busca del primer empleo, y este porcentaje lejos de menguar, va creciendo con la incorporación de los que van acabando sus estudios, y esto es una realidad que está ahí.

Con respecto a la educación, en una ciudad como Linares, aproximadamente un 30% de los jóvenes entre 15 y 24 años no cursan estudios de ningún tipo y el 70% restante, al menos la mitad lo hacen, porque no tienen otra ocupación.

Los índices de participación en Asociaciones Juveniles no llegan en el mejor de los casos al 8% y las entidades actualmente no tienen una implantación o infraestructura suficiente para dar respuesta a un índice mayor de participación.
En otro tipo de asociaciones (deportivas, culturales, etc) los índices son mayores, aunque lejos de llegar a las cotas de otras ciudades.

Existe por último, problemas que si bien nos son específicos de los jóvenes, si implican un número importante de estos: Toxicomanías, Delincuencia Juvenil, juventud marginal, racismo, son parte de esta problemática, que junto a las anteriores forman un círculo que hay que solucionar, si realmente queremos salir de esta situación.

La utilización del ocio y el tiempo libre, la dinamización cultural de los barrios, el medio ambiente, son carencias por añadidura a este círculo vicioso.

La participación en su más amplio significado va a ser el arma más eficaz para romper esta situación, en la medida que seamos capaces de participar y comprometernos con las entidades juveniles, más cerca estaremos de la solución de los problemas de los jóvenes y sus carencias.

Los andalucistas proponemos un Proyecto para nuestros jóvenes, por medio de los siguientes objetivos generales:
 Plan de Choque para mejorar la empleabilidad de nuestros jóvenes en la ciudad.
 Creación de un Instituto Municipal de la Juventud y la Infancia.
 Apertura inmediata de la Casa de la Juventud.
 Potenciar la participación juvenil y el asociacionismo.
 Reactivar el Consejo Local de la Juventud, como máximo órgano de representación y gestión de los jóvenes linarenses.
 Dotarlo de la infraestructura necesaria para su funcionamiento.
 Programación y Planificación de un Proyecto Anual de actividades (Hace tiempo descuidado por el Ayuntamiento).
 Dotar la Casa de la Juventud, de técnicos y especialistas adecuados a este menester, con la titulación requerida para desarrollar este tipo de gestión.
 La firma de un Convenio Municipal entre el Consejo Local de la Juventud y el Ayuntamiento de Linares.

Y por ultimo y quizás lo más destacable, una voluntad política, dotando a dicho organismo de un presupuesto propio para su funcionamiento.