La Pía Unión de Caballeros y Damas Siervos de la Caridad culminó su tradicional campaña de postulación, llevada a cabo entre el 30 de noviembre y el 14 de diciembre, para ayudar a cubrir las necesidades que padece el asilo de ancianos de la ciudad. Una iniciativa que registró un “balance positivo” en lo que se refiere a la cuantía de recursos económicos recaudados por parte de la población, “a pesar de la complicada situación” por la que atraviesa Linares como consecuencia de la crisis.

Hasta la fecha, la institución ha conseguido reunir, gracias a la aportación ciudadana, más de 6.000 euros, a los que habrá que sumar la cuantía procedente de las donaciones que suelen realizar, cada año, diversas empresas locales. Con lo conseguido, los Siervos de la Caridad harán frente a los gastos de la calefacción del asilo, así como otros aspectos sobre los que también es preciso actuar.

“Estamos muy contentos por la aceptación de la ciudad, que prácticamente es la misma que en años anteriores. Además, que la Agrupación de Cofradías también colabore activamente con más voluntarios es algo muy importante. Entre todos trabajamos por cualquier necesidad que hay en el asilo, como la cocina industrial, que está muy deteriorada, y alguna maquinaria de la lavandería para intentar renovarla, ya que las reparaciones son más costosas”, explicó Juan Hidalgo, secretario de la Pía Unión.

Asimismo, además de los fondos obtenidos con la postulación, también se han conseguido más de mil euros procedentes de la venta del libro “Muerte de un torero”, obra de Juan Pradas sobre el diestro cordobés Manolete, en cuya publicación colaboró la Fundación Caja Rural de Jaén.

La Pía Unión de Caballeros y Damas Siervos de la Caridad es una institución nacida hace 52 años con el fin de apoyar al Patronato del Asilo de Ancianos de Linares. Una organización que, recientemente, renovó los cargos de su junta directiva, está compuesta por unos cuarenta miembros y se plantea, a corto plazo, la actualización de sus bases e idearios con el propósito de “adaptarlos a las necesidades de hoy”. Además, sus integrantes también pretenden llevar a cabo, en próximos meses, diferentes iniciativas culturales para poder continuar con su labor de ayuda, entre las que destacan una obra de teatro para primavera y la recuperación del desaparecido festival de música “Alegría en el Asilo”, con los que se recauden más recursos económicos.