La Unidad de Gestión Clínica de Hematología del Área Sanitaria Norte de Jaén ha mejorado la atención a los pacientes con anemias al disminuir en un 11% el porcentaje de sus derivaciones desde los centros de salud de atención primaria al Hospital San Agustín, de Linares

 Este servicio ha alcanzado este logro gracias a que inició en enero de 2013 un programa de reuniones con médicos de familia para mejorar la atención en la personas con anemia.

 Este proceso asistencial consiste en que en el laboratorio del hospital público linarense se canalizan y filtran las peticiones llegadas desde los centros de salud sobre analíticas de esta patología. Sus resultados se transmiten por internet con un informe clínico con el diagnóstico, las recomendaciones de tratamiento y el seguimiento del paciente. En los casos más grave se indica la derivación a las consultas de sus facultativos especialistas.

 “La protocolización del estudio de anemia y su adecuada divulgación entre los profesionales implicados permite optimizar los recursos, disminuir el tiempo para los diagnóstico y reducir la lista de espera, entre otros beneficios. Se pone también en valor la figura del médico de familia”, subrayan los responsables de esta UGC.

 

Anemia

La anemia supone un alto porcentaje de las consultas derivadas desde los centros de salud de atención primaria a los hospitales. Por ello, resulta fundamental una correcta planificación de las analíticas para detectar su origen, porque de lo contrario conlleva repetición de pruebas, aumento del número de consultas al servicio de Hematología, además de retrasos en el diagnóstico y el tratamiento de casos graves.