67 años después su muerte, acaecida a consecuencia de la cogida que sufrió en la Plaza de Toros de Santa Margarita por el miura Islero, el torero cordobés Manuel Rodríguez, ‘Manolete’, volvió a estar presente en el Hospital de Los Marqueses de Linares. Y es que la majestuosa capilla del histórico edificio albergó el acto de presentación oficial del libro “Muerte de un torero”, escrito por Juan Pradas Ramírez. Una obra que trata de arrojar luz sobre las últimas horas del diestro, las cuales transcurrieron en una de las salas del antiguo hospital linarense.

“Hemos soportado informaciones equivocadas sobre la muerte de Manolete, por eso este libro, hecho después de una gran recopilación de material y mucho estudio, trata de recordar a ese torero nuestro y de despejar la degradación y los falsos comentarios, que salga a la luz la readlidad. Manolete murió por una negligencia médica que no atañe a la trayectoria de los médicos de Linares, porque eso vino de Madrid y le tocó a él”, explicó el autor de la obra momentos antes de la presentación.

Precisamente, fue en la capilla de Los Marqueses donde, en la madrugada del 29 de agosto de 1947, se celebraba una misa por el alma del torero cordobés y donde estuvo presente su cuadrilla y la que fue su gran amor, Lupe Sino. Un marco incomparable para dar a conocer una obra sobre la que Juan Pradas a trabajado, intensamente, junto a la fotógrafa linarense Ana Núñez, autora de las imágenes que ilustran el libro.

“Muerte de un torero” fue subvencionado por Caja Rural, se comercializará al precio de 12 euros y la recaudación de sus ventas se destinará, íntegramente, al Asilo de Ancianos de Linares. El acto, que fue presentado por Enrique Alonso, redactor de Diario Jaén y colaborador taurino de Radio Linares Cadena SER, contó con la asistencia de la concejala de Turismo, Mabel Selfa, el arcipreste de la ciudad y vicepresidente del Patronato del Asilo, José Rodríguez, y el vicepresidente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Patricio Lupiáñez.