El Gobierno andaluz va a sacar a concurso de forma inminente el mayor concurso minero de la historia reciente de Andalucía y el principal de la legislatura, con 367 derechos (25 en Jaén) que rondarán las 250.000 hectáreas de superficie, de ellas unas 12.000 en la provincia de Jaén. La delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Ana Cobo, ha destacado la riqueza del subsuelo de la provincia y la capacidad de crecimiento que puede conllevar, sobre todo, para la creación de empleo en torno a la minería. La delegada ha explicado que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado hoy este concurso y ha recordado que en Andalucía, en lo que va de legislatura, ya han salido a concurso 640 derechos mineros, sobre una superficie total que supera las 425.000 hectáreas, a los que se suman los 367 derechos que hoy mismo se han remitido al Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para su publicación.

Ana Cobo ha destacado que los 25 derechos mineros de la provincia de Jaén corresponden a derechos caducados y que se ofertan ahora a interesados en su investigación y explotación. Trece de estos derechos ya han estado en explotación y 12 no han llegado aún a ser explotados. Las 12.000 hectáreas afectan a los términos municipales de Alcaudete, Baños de la Encina, Carboneros, La Carolina, Guarromán, Higuera de Calatrava, Jaén, Jimena, Linares, Marmolejo, Martos, Santiago de Calatrava, Torredelcampo, Torredonjimeno, Vilches, Villanueva del Arzobispo y Villatorres. Entre los recursos, que son muy variados, se encuentran: hierro, óxido de hierro, barita, plomo, minerales no metálicos y arcillas.

Según ha destacado Susana Díaz hoy en Huelva, “en los últimos cinco años, la minería ha pasado de ser un sector residual a ser un sector potente, pujante, con fuerza”, a la vez que se ha comprometido a continuar haciendo “una apuesta firme y decidida por la minería”, que se traducirá en medidas como la puesta en marcha del portal andaluz del sector, nuevas cartografías o la Estrategia 2020, que será clave para el desarrollo y crecimiento del sector, con cuyas empresas se está elaborando conjuntamente.

Por otro lado, en el ámbito estatal, la presidenta ha criticado las “prisas” con las que se está llevando a cabo la reforma de la Ley de Minas, que era preconstitucional; porque, según ha denunciado, “el Gobierno andaluz ha tenido solo dos semanas para analizar y hacer aportaciones”.

A pesar de ello, Díaz ha garantizado que Andalucía va a estar presente en la mesa de trabajo y a hacer aportaciones y ha confiado en que exista “sensibilidad” por parte del Ministerio para que el “planteamiento definitivo de la ley sea acorde con las necesidades que tiene el sector”.