El portavoz de Presupuestos del PP en la Diputación Provincial de Jaén, Jesús Estrella, afirma que las cuentas de la Diputación para 2015 “dan la espalda a los ayuntamientos”, porque “se recorta un 16% el capítulo 4, el de transferencias corrientes, el dinero para que los ayuntamientos lleven a cabo actividades y programas. Y las trasferencias de capital, es decir, el dinero que reciben los ayuntamientos para inversiones, se recorta un 3%, casi un millón de euros. Sumando, en total, un recorte de 5,3 millones de euros”.

Estrella ha analizado hoy en rueda de prensa las cuentas de la Diputación que se llevan al pleno de mañana, advirtiendo en primer lugar que afrontan el debate “con la provisionalidad que supone el no haberse integrado aún en las cuentas de la Diputación la liquidación de Agener, Emprovi y Soproargra y porque todavía no se ha producido el proceso de integración de todos los consorcios en las cuentas de la Diputación”.

El diputado Popular ha afirmado que “el presupuesto es una herramienta al servicio de la gestión en base a las competencias de la Diputación, que básicamente se reducen a dos: asistencia  a los municipios y apoyar el desarrollo socioeconómico de la provincia. La asistencia no deja de ser una competencia residual porque son los municipios los que limpian las calles, los que recogen la basura, los que prestan el servicio del agua, con independencia de que después paguen por ello a empresas mixtas. Pero sí tiene un protagonismo muy especial en lo que supone el desarrollo socioeconómico de la provincia”.

Jesús Estrella ha recordado que “estamos acostumbrados a ver a la vicepresidenta de la Diputación Señora Parra vender año a año que los presupuestos se ponen al servicio de la generación de riqueza y de la creación empleo”. Pues bien, asegura que “estos presupuestos, como los anteriores, no dejan de ser un fracaso estrepitoso con respecto a la consecución de dichos objetivos porque después de 34 años de gobiernos socialistas, Jaén es la provincia más pobre de Andalucía y prueba de ello es que un jiennense es un 15% más pobre que un sevillano, un 14% más pobre que un almeriense o un 8% más pobre que un gaditano”. Peor además subraya que Jaén es “la segunda provincia más pobre de toda España”, de manera que “un jiennense es un 30% más pobre que la media de cualquier español y un jiennense es un 57% más pobre que un navarro, por ejemplo”.

Y añade que “tampoco son unos presupuestos al servicio del empleo, la última EPA lo ha puesto de manifiesto, Jaén está entre las cinco provincias con más paro de toda España. Máxime en un contexto en el que en el resto de España sí se está creando empleo”, resaltando que “si en 2011 partíamos de una tasa de paro del 27%, la última Encuesta de Población Activa establece la media de España en el 23,6%”.

Estrella ha puesto también de manifiesto “el fracaso de los planes de empleo que la Diputación vende porque son engañosos”, ya que “de forma permanente la Diputación habla de 12 jornales intentado confundir a la ciudadanía de que esos 12 días sirven para el campo, cuando de todos es sabido que esos jornales son del régimen por cuenta ajena y no son aplicables al Régimen Especial Agrario”. Así mismo, agrega que “también son un fracaso porque se fundamentan en la filosofía del subsidio, en el pan para hoy y hambre para mañana, porque no son planes de empleo puestos al servicio de la economía productiva de la provincia ni tampoco generan una estructura permanente de empleo, son parches”. En ese aspecto, considera que la Diputación “es un alumno aventajado de los planes de empleo de la Junta, los cuales ya han sido censurados por el propio Defensor del Pueblo”.

El dirigente Popular ha resaltado que estas cuentas “vuelven a incidir en la fórmula de gastar más para hacer menos, no son austeros”, puesto que “el capítulo 1, el de personal, crece casi un millón de euros” “No se puede hablar de austeridad cuando se necesita gastar 125 millones en capítulo 1 y 2, lo que denominan como gasto improductivo, para gestionar 64 millones de euros, que son las transferencias corrientes a ayuntamientos, las inversiones que ejecuta la Diputación y las transferencias de capital”, denuncia Estrella, quien opina que “son unos presupuestos al servicio de la máquina burocrática de la Diputación. Se piensa más en el dinero para el despacho y la moqueta que para la provincia”. Y añade que “en los últimos seis años se ha incrementado el gasto improductivo en 12 millones”.

El portavoz de Presupuestos del PP en la Diputación ha hecho hincapié en que los “recortes se traducen en 40.000 euros menos en acciones para mejoras en servicios municipales, 20.000 euros menos en transferencias a los ayuntamientos para sostenibilidad, 65.000 euros menos en subvenciones para los programas de atención a hijos de trabajadores temporeros o 20.000 euros menos en subvenciones para los albergues de inmigrantes”, entre otras cosas. “Y todo eso en un presupuesto donde hay cero euros para caminos rurales y donde no se incrementa ni un solo euro la aportación a los parque comarcales de bomberos, lo cual pone de manifiesto que la Diputación deja el marrón de gestionar los parques de bomberos a los municipios”, apostilla, indicando que estas cuentas “abundan en el antimunicipalismo y dan a la espalda a los ayuntamientos”.

Por otro lado, recalca que los presupuestos para 2015 “son un instrumento que la Diputación pone al servicio de la confrontación con el gobierno de la nación. No encontramos una administración leal que colabore con el gobierno, sino una administración que en vez de gestionar se dedica a la bronca, a la pelea permanente con el gobierno. Esa falta de gestión al final se traduce en que no se ejecutan los presupuestos y por tanto no son creíbles”.

Así mismo, critica que “en 2011 la Diputación dejó de invertir 78 millones de euros, en 2012 dejó de invertir 55,6 millones, en 2013, 50,2 millones, pero es que en la estimación que se incorpora al presupuesto para 2015 ya reconoce que van a dejar de invertir durante este año 47,6 millones”. De forma que “es la Diputación que más deja de invertir de toda Andalucía y son unos presupuestos que consolidan el recorte en inversiones”.

En este sentido, se ha referido a los propios datos de la liquidación que dicen que “en 2009 el esfuerzo inversor de la Diputación era del 30% y en 2013 ha pasado al 23%, siete puntos menos. Y eso lo decimos en un año como este 2014 donde el capítulo 6, de inversiones, ha pasado de 22 a 15 millones, suponiendo un recorte del 31,22% y a eso le sumamos que en 2015 el capítulo 6 no consigue alcanzar esos 22 millones de euros y se recorta el dinero para que inviertan los ayuntamientos un 3%”.

Jesús Estrella ha añadido que “cae en picado el esfuerzo de la inversión por habitante. En 2009 era de 94 euros por habitante, en 2010 era de 111 euros, en 2012 era de 88 euros y en 2013, de 77 euros por habitante. Eso es lo que empobrece a la provincia de Jaén, el poco esfuerzo inversor de la Diputación”.

Por último, ha destacado que son unos presupuestos “con un carácter marcadamente antisocial”, ya que “si en 2009 el esfuerzo inversor en políticas sociales era de 10,3 millones de euros, en 2015 ese presupuesto baja a 9,4 millones, casi un millón de euros menos. Y prácticamente desaparecen las políticas dirigidas a los programas de zonas de transformación social, a la comunidad gitana y descienden los servicios sociales sanitarios”.

Por tanto, a modo de conclusión, ha incidido en que se trata de unos presupuestos “que ni generan riqueza ni empleo, no son austeros, propician el gastar el doble para invertir la mitad, dan la espalda a los ayuntamientos, no son creíbles porque no se ejecutan y, lejos de enriquecer a la provincia, la empobrecen, porque año a año desciende el esfuerzo inversor y la inversión por habitante”.