Fomentar la actividad empresarial entre los jóvenes titulados de la Universidad de Jaén. Ese es el principal objetivo del convenio que esta mañana han suscrito el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, y el rector dela Universidad de Jaén (UJA), Manuel Parras, un acuerdo del que se desprenden iniciativas como las que ambas entidades han presentado hoy. Así, la Administración provincial ha hecho pública una nueva convocatoria de ayudas que se enmarca en su Plan de Empleo extraordinario por la que destinará un total de 127.840 euros a favorecer la iniciativa empresarial por parte de jóvenes titulados universitarios, a los que se ayudará para la adquisición del material que es preciso para montar una empresa; mientras que la UJA extenderá estas ayudas, que alcanzarán hasta 2015 los 200.000 euros, también al personal docente investigador. 

En este acto, en el que también han estado presentes la diputada de Empleo, Promoción y Turismo, Ángeles Férriz, y la vicerrectora de Estudiantes e Inserción Laboral de la UJA, Adoración Mozas, el presidente de la Corporación provincial ha subrayado que con este convenio que “firmamos con la Universidad de Jaén damos un nuevo paso al frente para atajar el problema del desempleo en la provincia, que entre otros colectivos afecta especialmente a los universitarios”. En este sentido, Reyes ha remarcado que con la rúbrica de este acuerdo “demostramos una vez más la voluntad que tiene esta Diputación de poner sobre la mesa todas sus capacidades y sus recursos económicos para contrarrestar el principal problema que afecta a la ciudadanía y a nuestra sociedad en estos momentos, que no es el otro que el paro”. 

Tras repasar los datos de desempleo en la provincia, que “son inadmisibles”, según el presidente de la Administración provincial”, ha aclarado que “aunque la generación de empleo no está entre nuestras competencias, no podemos permanecer impasibles ante estas cifras”, de ahí que “hayamos puesto en marcha un Plan de Empleo dotado hasta ahora con más de 52 millones de euros en el que se recogen diferentes iniciativas para paliar el paro en la provincia de Jaén”. En esa línea se enmarcan también “otros programas impulsados por la Junta de Andalucía”, ha recordado Reyes, o el convenio firmado con la UJA, que “nos permitirá mejorar nuestra coordinación y actuar de una forma más efectiva a la hora de impulsar iniciativas que fomenten el emprendimiento entre los jóvenes universitarios, algo que irá en beneficio del desarrollo económico y social de la provincia porque facilitará que muchos integrantes de esta generación, sin lugar a dudas la más preparada de nuestra historia, no se tengan que marchar fuera para encontrar una oportunidad de negocio o un empleo”.

 

La primera iniciativa que la Diputación pondrá en funcionamiento para incidir en esta línea busca “ayudar a que los jóvenes universitarios jiennenses puedan iniciar su propia aventura empresarial, porque en estos momentos de dificultades y penurias económicas es más difícil que nunca acceder a los créditos necesarios para poner en marcha nuevas empresas”, ha resaltado Reyes, quien ha anunciado que para apoyar que estos titulados puedan empezar su actividad empresarial “hemos impulsado una nueva convocatoria de ayudas, dotada con 127.000 euros, que servirá para la adquisición de maquinaria, ordenadores, aplicaciones informáticas, utillaje, etc., un material imprescindible a la hora de montar cualquier negocio”.

 

Estas subvenciones, que se podrán solicitar hasta finales de año, podrán ser de hasta un 40% del total del proyecto, con un límite máximo por empresa de 20.000 euros, y los interesados deberán estar empadronados en cualquier municipio de Jaén, donde también estará radicada la empresa, y ser menores de 35 años. Con esta nueva iniciativa y con todas las que hasta ahora se han incluido en el Plan de Empleo de la Diputación, Francisco Reyes ha subrayado que “queremos trasladar que el empleo es una prioridad para nosotros, porque en estos momentos de dificultad, si debemos hacer menos kilómetros de carreteras, menos pabellones deportivos o menos infraestructuras, lo haremos si ello permite ayudar a los que peor lo están pasando”.

 

Por la otra parte firmante del acuerdo, la UJA, Manuel Parras ha agradecido a la Diputación su “disponibilidad para llevar a cabo multitud de iniciativas”, una colaboración que “se mantiene desde hace muchos años”. El rector de la Universidad de Jaén ha incidido en que “nos debemos a la sociedad en general, y a la jiennense en particular”, de ahí que el empleo también esté entre sus prioridades, aunque “somos conscientes de que son las empresas las encargadas de crearlo, por eso necesitamos empresarios solventes y empresas que sean sostenibles en el tiempo para evitar la diáspora de jóvenes que se están marchando de la provincia”.

 

En este sentido, Parras ha situado como uno de sus fines “anclar el talento en nuestro territorio y también atraerlo”, y para ello ha apostado por el “fomento de la innovación y el emprendimiento”, un ámbito en el que “no solo debemos incluir a los titulados, sino también al profesorado”, al que ha “animado a no tener miedo al riesgo, a equivocarse para avanzar”. Para ayudar a todos los potenciales emprendedores, el rector de la UJA se ha felicitado por la convocatoria de la Corporación provincial y otra “convergente que hemos puesto en marcha desde la UJA para favorecer que los titulados tengan más oportunidades de autoempleo o de crear empresas que también generen otros puestos de trabajo”. “Diputación y UJA nos ponemos de acuerdo para que podamos llegar a más gente”, ha dicho Parras.

 

La convocatoria que ha anunciado hoy Manuel Parras es de 100.000 euros hasta final de año y otros 100.000 a partir de enero de 2015 para titulados y personal docente investigador de la UJA.Las ayudas podrán ser como máximo de 2.900 euros para empresarios individuales y de 4.900 para sociedades. Entre los gastos subvencionables estarán los derivados del alta de la firma, los gastos notariales y de registro mercantil, los de comunicaciones, servicios de alojamiento web, publicidad y promoción o la adquisición y tratamiento de software. “Esta medida no es la solución definitiva, pero algo debemos hacer para evitar esta diáspora, similar a la que se produjo en el siglo pasado, cuando nuestros mayores se marcharon sin formación y ahora los jóvenes que se marchan están sobre cualificados”, ha concluido Parras.