El histórico edificio de la Estación de Madrid acogió sesión extraordinaria del pleno de la Corporación Municipal, en la que se aprobó la congelación de tasas e impuestos municipales para el próximo ejercicio de 2015, incluyendo la del servicio de agua.

La sesión comenzó con el análisis de la propuesta presentada por el equipo de Gobierno socialista, en la que se planteaban diversos puntos: mantener el IPC, reducir los tipos del IBI en un 10%, bonificar con este impuesto a familias numerosas cuyos ingresos no excedan los 3.500 euros por miembro de la unidad familiar y el valor catastral de su vivienda se sitúe por debajo de los 33.000 euros, gravar a través del Impuesto de Actividades Económicas a aquellas empresas que cuenten con un volumen de negocio superior al millón de euros y retirar las dos tasas que se plantearon para el cementerio municipal y que tanta polémica generaron hace unas semanas (una de mantenimiento de monumentos funerarios, nichos, mausoleos y panteones, y otra sobre asesoramiento a familiares durante el sepelio). Una serie de puntos que fueron aprobados por PSOE e IU con el voto en contra del PP.

Asimismo, el pleno municipal también aprobó la congelación de la tasa del servicio de aguas para 2015 a través de una enmienda “in voce”, presentada por IU, que contó con el respaldo del grupo de concejales del PP. El PSOE planteaban una subida del 4,59 por ciento para poder cumplir el plan de saneamiento que ya aprobase junto con el PP. Sin embargo, el principal partido de la oposición decidió apoyar a IU en esta materia, algo que fue tachado por el concejal de Hacienda, Luis Moya, como de “irresponsabilidad”. “Es una barbaridad que el PP, por fines electoralistas, haya dado su apoyo a la congelación de la tasa cuando en el plan de saneamiento que aprobamos conjuntamente ya se incluía la subida”, explicó Moya.