El pasado 22 de octubre dio comienzo un Proyecto de Hidroterapia diseñado por los profesionales del CDPEE Virgen de Linarejos (APROMPSI ) de Linares, en el Balneario de San Andrés de Canena, para tres niños y tres niñas con discapacidad intelectual, gravemete afectados a nivel cognitivo y a nivel motórico.

Pepi Ibarra, coordinadora del Proyecto, nos informa que con las sesiones terapéuticas dirigidas de hidroterapia y spa se pretende mejorar la salud del alumnado, a partir de los beneficios que el medio acuático proporciona, favoreciendo así un mejor desarrollo de las capacidades intelectuales y funcionales de los/as niños/as.

Las actividades de hidroterapia, además del aspecto lúdico y de conocimiento del medio, suponen un refuerzo terapéutico que complementa los tratamientos específicos de psicomotricidad, fisioterapia, estimulación sensorial y trabajo en el aula. El agua ofrece al niño/a la capacidad de desarrollar actividades de manera desgravitada. La propiedad tensioactiva del agua confiere, con la capacidad del niño/a para mantenerse sobre la línea de flotación (con o sin ayuda), un medio facilitador para la realización de movimientos voluntarios. A nivel sensorial ofrece de manera continuada la estimulación de los receptores y la integración de esta información en las diferentes áreas del cerebro, mejorando el desarrollo neuronal, gracias a su plasticidad. A nivel motriz, orgánico y fisiológico, el trabajo con distintas temperaturas favorece la estimulación de diferentes órganos, tejidos y sistemas de manera inmediata y lleva a la regularización, si la actividad es llevada a cabo de forma continuada.

El Proyecto, en el que intervienen la persona responsable del servicio de Spa del Balneraio de Canena, así como la tutora de los/as alumnos/as, el psicomotricista y una monitora del Virgen de Linarejos, se completará con aproximadamente veinte sesiones, repartidas durante los meses de octubre, noviembre y marzo, abril, mayo y junio, del curso escolar 2014-2015.

La intención del CDPEE Virgen de Linarejos, después de evaluar los resultados del proyecto, es ir aumentando progresivamente este tipo de apoyo pedagógico y terapéutico al mayor número de alumnado posible.