La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha destacado que “todas las medidas contempladas en el Plan Director del Olivar permitirán lograr los retos del sector para que éste sea más competitivo, moderno y profesionalizado, mejor dimensionado y con mayor capacidad de decisión en la cadena de valor, de forma que pueda afrontar con seguridad cualquier problema actual y futuro que se le presente”.

Durante su intervención en la Comisión parlamentaria de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras ha insistido en que no es posible alcanzar estos retos con medidas aisladas, “sino con una actuación integral, planificada y, por supuesto, consensuada con los que la van a hacer posible: El sector olivarero andaluz”.

De esta forma, ha reiterado, “todas las medidas incluidas en este Plan contribuirán, en su conjunto, a lograr un sector capaz de hacer frente a cualquier reto que se le ponga por delante y le ayudarán a resolver sus dificulatades”. Por ello, “hemos trabajado con el sector en esta hoja de ruta bien estructurada y planificada”, ha señalado. Igualmente, “estamos trabajando con el subsector de la aceituna de mesa, con quien me reuní el pasado 2 de octubre, en el diseño de un Plan de Viabilidad”, ha añadido.

No obstante, la titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha recordado algunas de las medidas aplicadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “que han perjudicado al sector del olivar”, entre ellas, “la reducción de los fondos de desarrollo rural para Andalucía en 258 millones de euros, que afecta a la modernización de explotaciones, entre ellas las olivareras; la reducción de 70 millones de euros de ayudas directas al olivar al año y 350 millones de euros en todo el periodo, o la exclusión del olivar en pendiente de las ayudas asociadas, que afecta a 71.500 olivareros”.