El melillense Javi Guerrero y el granadino afincado en Linares, Antonio Martín, cosechan un gran resultado que les hace ganadores en el Andaluz  Enduro y les sitúa con posibilidades de ganar el nacional en la general de rally Raid, que disputarán en la última prueba que tendrá la cita en Guadalajara.

El equipo formado por Javier Guerrero y Antonio Martín conseguían en Montilla, segunda edición de la Baja Tierras del Sur y penúltima prueba del nacional TT y ultima del Andaluz de Enduro una quinta plaza de la general, segundos en T2.2 y terceros en la Copa Mitsubishi.

Con esta resultado sumamente trabajado y para nada exento de dificultades y problemas mecánicos, el binomio Guerrero-Martín se ha proclamado matemáticamente campeones de Andalucía en la general y de la categoría T2.2 (coche de serie diésel mejorado).

Con la Baja Tierras del Sur y este resultado obtenido en la penúltima cita con el nacional todo terreno y a falta de la próxima prueba de Guadalajara, las posibilidades de alzarse con el nacional en la general y en la categoría es posible, dependiendo de la clasificación de ambos y los resultados que obtengan sus rivales directos y mas cercanos, separándoles de ellos escasos puntos que obliga todo a jugar la ultima baza en la prueba de Guadalajara.

La clasificación era total a pesar de los problemas técnicos que impidió al equipo una mejor clasificación y la lucha más directa con sus rivales del nacional.

Ahora toca revisar el Mitsubishi con el que están participando en los talleres de Guerrero, donde ha sido preparado íntegramente el Mitsu para la última cita con el nacional donde las espadas están en alto y cualquier fallo puede dar un giro a la clasificación final y del grupo, pudiendo ocurrir cualquier cosa.

Un buen resultado que ya les ha dado dos títulos en el Andaluz de Enduro con la victoria en la general y en T2.2 y que ahora se debe de materializar en la última prueba del nacional a celebrar en breve en Guadalajara.

Éxito por tanto el obtenido por Javier Guerrero y Antonio Martín tras disputarse la quinta y penúltima prueba del nacional de rallye Raid que disfrutan sin relajarse a la espera de la ultima y definitiva carrera del nacional donde optan al triunfo final si la suerte les acompaña y sus rivales clasifican peor que ellos.