Una vez pasados los días de Feria de Linares, desde FACUA Jaén se ha hecho un análisis de cómo han transcurrido los mismos, y evaluar el grado de cumplimiento de las normas de protección de los consumidores y usuarios, todo ello como garante de los derechos de la generalidad de los consumidores y usuarios.

En primer lugar, y tras un estudio realizado por personal voluntariado de FACUA Jaén, dice haber podido comprobar que el grado de cumplimiento de las normas de defensa de los consumidores y usuarios en las casetas y servicios básicos en la feria de Linares ha sido “cuando menos mejorable, dejando unas lagunas sobre información y seguridad”.

Aseguran que en la gran mayoría de las casetas no existían carteles informativos sobre los precios de las consumiciones, cuestión que es contraria a la normativa vigente, ya que esto supone un incumplimiento del deber de información sobre los servicios y precios prestados.

Además afirman que en muchas de las casetas, incluso, dicen, en un porcentaje alto de las atracciones, no existía cartel informativo sobre la existencia de Hojas de Reclamaciones, que al ser prestadores de servicios deben tener y facilitar a cualquier consumidor y usuario que las pudiera solicitar.

Por otro lado desde FACUA, y tras las consultas de consumidores y usuarios, afirma haber encontrado deficiencias en el servicio de protección y asistencia a la salud de los usuarios, ya que, aseguran que en momentos, algunos de estos coincidentes con otros actos como corridas de toros y conciertos, en los puntos de asistencia dentro del recinto ferial no se encontraba nadie para poder socorrer a los usuarios en relación a posibles problemas de salud.

Por ello, desde FACUA entienden que ha existido una mala gestión de estos servicios, instando a unas inspecciones más exhaustivas en relación a las obligaciones de información sobre los servicios prestados y sus precios y cumplimiento de la normativa de consumidores y usuarios, y a una mayor previsión y planificación sobre servicios tan básicos e indispensables como la asistencia médica y de protección de los usuarios de la feria de Linares.