La estación de Linares-Baeza rompe su tendencia del pasado año 2013, con un leve incremento en el número de usuarios, en el primer semestre del año. El balance dado a conocer por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) destaca que la estación linarense ha registrado un total de 85.260 personas, mientras que durante el primer semestre de 2013, se registraron 93.421 personas, lo que supone un descenso del 8,73 por ciento.

Junto a la estación linarense, el balance de ADIF refleja una situación similar en el caso de Jaén capital, con una caída de 2,78 puntos con respecto al mismo periodo del año anterior. Así, la estación de Jaén ha registrado en los últimos seis meses un total de 94.482 personas, mientras que durante el primer semestre de 2013, se registraron 97.189 personas, lo que supone un descenso del 2,78 por ciento.

La caída de viajeros en Linares-Baeza se produce justo en el primer aniversario de la reestructuración de servicios por parte del Ministerio de Fomento en lo que se refiere a servicios de Media Distancia y que, en el caso de las instalaciones linarenses, provocó la supresión del servicio que conectaba la localidad jienense con la capital granadina, uno de los más demandados según destaca el comité de empresa de Adif y Renfe Operadora en la provincia.

A mediados de 2013Adif destacaba un incremento de un 0,2% en el número de usuarios con respecto al año anterior. Un incremento que desde la empresa pública se achacaba a los nuevos servicios puestos en marcha en los últimos años, como es el caso del billete integrado que permiten la combinación de servicios ferroviarios por el cual el viajero utiliza dos trenes pero adquiere un único billete a través del cual Renfe garantiza su llegada a destino, aún en el caso de pérdida del enlace e independientemente del motivo del mismo que, en el caso de Linares, permitía la conexión entre Figueres, Huelva y Málaga con ciudades como Girona, Tarragona, Lleida, Zaragoza, Antequera, Puente Genil o La Palma del Condado.

Sin embargo, para los sindicatos del sector ferroviario la caída de viajeros desde Linares-Baeza responde, no sólo a la pérdida de conexiones, sino al incremento del precio de algunos de estos servicios al pasar de prestarse a través de Media Distancia por vía Talgo, y la falta de horarios atractivos.