Las instalaciones en el edificio de El Pósito acogen por segundo año consecutivo el encuentro nacional de mayor prestigio en el mundo del Ajedrez. La moderna tecnología implantada, la singularidad y su equipamiento, hacen de este espacio un lugar único para acoger eventos de todo tipo. Después de los Campeonatos de España de 2013 y del Iberoamericano el mes pasado, el Ayuntamiento de Linares ha reforzado su apuesta por el ajedrez, con el fin de mantener su vínculo histórico con este deporte, considerado como una de las señas de identidad de la ciudad.

En total 6 campeonatos nacionales, en sus distintas categorías (equipos de segunda división, rápidas, absoluto, femenino, equipos de primera división y división de honor)  tendrán lugar en la ciudad desde el 18 de agosto hasta el 10 de septiembre.

La concentración y el silencio que se respiran entre las paredes de este simbólico edificio que en el siglo XVIII fue un almacén de grano, se contradicen con el bullicio y el ambiente que se perciben en las calles linarenses. Pronto habrá muy pocos ajedrecistas españoles de alto nivel que no hayan jugado en Linares, el Wimbledon del Ajedrez. En torno a mil jugadores/as con sus respectivos/as  acompañantes correspondientes de diversas procedencias visitarán la ciudad con esta motivación y disfrutarán no solo de la intensidad de sus partidas sino de todos los recursos y productos turísticos en Linares: sus museos, la arqueología, la minería, el sabor de las auténticas y generosas tapas, el tejido comercial bajo el cielo abierto, sus rincones cargados de leyendas y personajes ilustres, la monumentalidad y el aire romántico del Paseo de Linarejos, sin olvidar la arraigada tradición taurina y la variada oferta complementaria y de ocio.

En definitiva, un gran número de prescriptores directos de los encantos de una ciudad que no imaginan descubrir y son gratamente sorprendidos. Además,  es de valorar especialmente, el importante impacto económico que supone la celebración de este Campeonato que beneficia en general a toda la ciudad, y especialmente al sector hotelero y de servicios.