La juventud ha sido el aspecto más destacado de la 50ª edición del Concurso Nacional de Tarantas “Ciudad de Linares”. Al triunfo del sevillano Jesús León en la final de cantes libres se sumó, anoche, el del cantaor linarense Juan Ruiz “Coronel Chico” en la gran final de tarantas. La brillante actuación del nieto del inolvidable tarantero Francisco Coronel, con la que consiguió poner en pie a buena parte del público que se dio cita en el teatro, le valió para alzarse con el máximo galardón del certamen: la preciada Cabria de Plata y los 6.000 euros del primer premio.

La noche arrancaba con la actuación, por tarantas, de la cantaora linarense Belén Vega Rus, galardonada en esta edición del “Ciudad de Linares” con el Premio para Jóvenes Cantaores “Fernando Medina”, el cual le fue entregado por el presidente de la Peña Cultural Flamenca “La Taranta”, Pedro García Cueto. Tras esta primera intervención, comenzaría la fase concursal propiamente dicha, donde la primera aspirante en cantar fue la también linarense Juana Iglesias. A ella le siguieron, por orden de actuación, Jesús León (El Viso del Alcor), Juan Ruiz “Coronel Chico” (Linares), Juan Francisco Serrano (Torredonjimeno), José León (Mairena del Alcor) y Anabel Castillo (Almería).

Las buenas impresiones que “Coronel Chico” dejó sobre el emblemático escenario del Cervantes eran una evidencia durante toda su actuación. Los vítores del público a su labor se vieron complementados con una lluvia de aplausos para reconocer la gran ejecución que el joven impregnó a las dos tarantas que interpretó, una de las cuales versaba sobre su abuelo, el cantaor linarense Francisco Coronel Merelo, quien ganó hasta en tres ocasiones el Concurso de Tarantas en los años 1966, 1970 y 1972. Tras la final, Juan Ruiz no podía ocultar su satisfacción por el galardón obtenido: “Estoy muy contento de que a la gente le haya gustado lo que he hecho. Mi cante, para bueno o para malo, es muy personal. Ante todo, cuando canto, lo hago para la gente, por eso me siento muy feliz de que el público haya salido satisfecho de lo que he expresado esta noche”, afirmó el cantaor.

Una vez celebradas las actuaciones de los seis finalistas, y mientras deliberaban los miembros del jurado para decidir quiénes serían merecedores de premio en las bodas de oro del “Ciudad de Linares”, llegaría el turno del artista invitado de la noche, el cantaor gaditano David Palomar, que ofreció un bello recital flamenco que no defraudó al respetable. Después de su magnífica intervención, el presentador de la final, Antonio Robles, daba a conocer los nombres de los tres galardonados de la noche: el linarense Juan Ruiz (Cabria de Plata y 6.000 euros) y los sevillanos José y Jesús León (3.000 y 1.500 euros, respectivamente).

image