El casi mítico vagón número diez del tranvía de Linares, que estuvo instalado en la rotonda final del Paseo de Linarejos y retirado tras las últimas obras de adecuación que sufrió esta vía, vuelve a ser visible para linarenses y visitantes. El vagón, hizo su último recorrido por las calles de nuestra ciudad en enero de 1966. En concreto ha sido emplazado en la antigua Estación de Madrid, de modo que podrá ser visitado, sumándose de ese modo como nuevo recurso turístico para la ciudad.

Alumnos del Taller de Empleo del Ayuntamiento de Linares han sido los encargados de la puesta en valor de este elemento que forma parte de la historia más dorada de nuestra ciudad. Para ello catorce alumnos se han valido de los planos originales de este vehículo. Se ha reconstruido también su interior.

 

PANO_20140804_183620

El vagón instalado junto a la Estación de Madrid