El PA de Linares, solicitara al Ayuntamiento que informe a la ciudadanía, de los proyectos previsibles de creación de Empresas, para su ubicación en los terrenos de la extinta Lifisa.

La desaparición de Santana Motor y su Parque de Proveedores, ha provocado en la ciudad una desertización de la actividad industrial en Linares. Las agencia IDEA ( Junta de Andalucía) es la máxima responsable de este desatino laboral producido con el cierre de toda la actividad automovilística y siderúrgica en nuestra ciudad.

Desde hace más de un año el Ayuntamiento aprobó la “reversión automática y recuperación de su posesión”, ocupada por LIFISA hasta el año 2006, fecha en la que cerró sus puertas.

Dichas propiedades y terrenos, eran de propiedad municipal, cedidas en el año 1977 para uso de Metalúrgica Santa Ana, para pasar posteriormente a LIFISA, hasta su cierre definitivo.

Las condiciones establecidas por el Ayuntamiento no han sido cumplidas, vistos los informes jurídicos y técnicos. Con el propósito de reactivar el uso de estas instalaciones de la mano de las empresas anunciadas en el marco del “Plan Linares Futuro”.

El Gobierno Local del Ayuntamiento aprobó hace ya más de tres años una modificación de las ordenanzas municipales, relacionadas con el uso de suelo industrial para la ubicación de nuevas empresas.

La recuperación de esas instalaciones, siguen sin ponerse en marcha, ni nuevas empresas llegan a Linares para relanzar la industria perdida.

La Cámara de Comercio por su parte, aseguraba hace un año, disponer de fondos europeos para hacer realidad la adecuación de naves y solares.

Los andalucistas creemos, que si esto es así, no sabemos qué esperan para poner de inmediato en valor estos terrenos por parte de la Cámara de Comercio de Linares y el Ayuntamiento de la ciudad.