Falta de medios adaptados a las necesidades de los servicios existentes y una plantilla de profesionales menguante. Estas son las dos principales razones que se registran en el Parque de Bomberos de Linares por las que la Unión Sindical de Policía Local y Bomberos (USPLB) ha solicitado el alcalde de Linares la dimisión de los concejales de Seguridad Ciudadana y Recursos Humanos.

Ambas solicitudes de dimisión se producen, según explica el sindicato, por una postura de «oídos sordos a cualquier reivindicación de este sindicato» realizada en los últimos años, tanto desde el área de Personal, como de Seguridad Ciudadana. Así, USPLB, con respecto a la situación de la platilla, advierte que el déficit en materia de recursos humanos se hará patente a medio plazo ante la política desarrollada desde el Ayuntamiento, propiciando un número de efectivos menor que hace una década y de forma más acusada en un plazo de cinco años ante las jubilaciones que se darán entre la plantilla. «El número de efectivos, que a finales de los noventa superaba el medio centenar de efectivos, se encuentra en cotas mínimas, al mismo nivel que hace más de veinte años», sostiene USPLB.

Asimismo, desde la unión sindical alertan de la falta de medios adaptados a la prestación de un servicio de calidad y efectivo ante la falta del material necesario para ello. Como ejemplo, desde USPLB lamentan la paralización de dos vehículos destinados a cubrir incendios forestales sin que, de momento, se haya dado respuesta a la necesidad de contar con medios que acaben con la «limitación gravísima actual» para acometer con garantías los servicios en medio rural.

Unas deficiencias que «suponen comprometer la seguridad en materia de incendios en el municipio, especialmente en las urbanizaciones periféricas al núcleo urbano, por la dificultad de acceder a las mimas a través de caminos de terrizo, al margen de las explotaciones forestales y agrícolas existentes en el área de actuación de este Parque». «Si a este hecho le sumamos la existencia de una bomba con más de 24 años de antigüedad, se hace difícil poder atender con garantías los servicios que se producen en todo el área de influencia», recoge el comunicado de USPLB.

Unas acusaciones que, sin embargo, han sido rechazadas por parte del equipo de Gobierno socialista, desde donde se señala a un desacuerdo económico en torno a las retribuciones especiales de Feria como motivo principal para su publicación. «Consideramos un exceso de dramatismo, exagerar de forma alarmante las actuales circunstancias y condiciones del parque de Bomberos, tal y como se aprecia duplicando los datos de vacantes existentes en el último periodo. Nos parece que este alarde de dramatismo responde a otros intereses de índole económica», asegura el equipo de Gobierno.

En concreto, desde el PSOE aseguran que están cumpliendo «sobradamente» con su compromiso de cubrir la totalidad de las vacantes existentes en la próxima oferta de empleo público municipal «y desarrollar la misma durante los próximos tres años, tal y como permite la normativa», a la vez que señalan su compromiso para hacer «todo el esfuerzo posible, a pesar de la situación crítica», para que el parque «reúna las condiciones óptimas».