El patio de la Casa Museo de Andrés Segovia de la ciudad acogió anoche un concierto homenaje al maestro linarense de la mano de la Okayana Niibori Guitar Orchestra, un conjunto japonés formado por casi medio centenar de músicos que actuó por primera vez en Linares con el objetivo de rendir un homenaje al maestro linarense.

El acto, calificado de «extraordinario» por parte del vicepresidente de la Fundación, José Alberto López Poveda, puso de nuevo de manifiesto la estrecha relación del legado de Segovia con los músicos de primer nivel del país nipón que interpretó, junto a varias piezas de música japonesa, quiso tener un guiño con el público asistente con la interpretación de ‘España Cañí’ de Marquina.

Tras su actuación, desde la Fundación Andrés Segovia de Linares, como muestra de agradecimiento por este concierto homenaje, así como la difusión del trabajo y la aportación del linarense a la música, y en especial a la guitarra, la institución linarense hizo entrega de su máxima distinción, la medalla de bronce de Andrés Segovia, a los más de cuarenta componentes de esta orquesta.

Asimismo, junto a la actuación celebrada ayer en la Casa Museo, los integrantes de la Okayana Niibori Guitar Orchestra realizarán hoy un recorrido por algunos de los rincones de la ciudad dedicados al maestro de la guitarra linarense.