Una semana después de iniciarse las concentraciones a las puertas del Asilo de Nuestra Señora de Las Mercedes por parte de los seis trabajadores despedidos, el sindicato CC OO anuncia una huelga de 24 horas ante la falta de diálogo por parte de la orden religiosa que gestiona el centro, Lumen Dei.

«No ha habido ningún contacto por parte del Obispado de Jaén o del Ayuntamiento de Linares, miembros del Patronato de Los Marqueses, a quien pertenece estas instalaciones. La falta de interés ha generado un gran descontento que se suma al rechazo ya existente a los despidos, por eso este llamamiento a una huelga de 24 horas«, explica la secretaria provincial de Servicios Privados del sindicato, Rosa María Pérez Bellido, sobre la movilización que tendrá lugar a partir de la medianoche de este domingo, 27 de julio.

Por ello, desde el sindicato insisten en que mantendrán las movilizaciones de cara a favorecer la readmisión de los seis trabajadores despedidos y la puesta en marcha de cuantas medidas «sean necesarias y que garanticen la viabilidad de la prestación de se servicios en dicha empresa». «No queremos que ningún trabajador sufra ningún prejuicio, independientemente de su antigüedad en el centro, pero entendemos que no se puede dar lugar al efecto sustitución, por eso pedimos otras medidas como un ERE, reducción salarial o reducción de jornadas», señala Pérez Bellido, quien recuerda que Desde los despidos son fruto de «la mala gestión» realizada por la congregación religiosa desde el comienzo de su gestión del centro. Así, el Asilo ha llegado a alcanzar un plantilla de 32 trabajadores para 52 residentes, una «contratación desproporcionada con un objetivo sustitutivo del personal con más antigüedad».

Asimismo, los miembros de CC OO aseguran que desde el inicio de las movilizaciones, la dirección del centro a provocado «un ambiente de presión» entre los trabajadores del centro, especialmente al delegado sindical, al iniciar una recogida de firmas para revocar la representación sindical. «Lejos de abrir una mesa de diálogo, la dirección de la empresa está buscando el apoyo del 33% de la plantilla para revocar al actual delegado en una clara acción de presión a los trabajadores y una sensación de miedo a perder su empleo que se ha generalizado», manifiesta la secretaria sindical.

Por su parte, a través de un comunicado, desde la dirección del Asilo aseguraron que la reducción de plantilla se produce ante la continua merma de usuarios de las instalaciones y tras un estudio «profundo y discutido» de la situación en varias reuniones del Patronato de este centro. «Al otorgarse plazas concertadas en centro públicos, se ha producido en el Asilo el traslado de varias personas residentes en el mismo hasta hace poco tiempo. Se hace impredecible el tiempo que durará la paulatina pero constante disminución de usuarios», apuntó la dirección en el comunicado realizado a finales del pasado mes de junio, donde destacan que la reducción de la plantilla no supondrá un detrimento en el servicio a los residentes.