El Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar, que desarrollan de forma conjunta la Comisaría de la Policía Nacional y la Policía Local, deja un balance «muy positivo» para la Patrulla Halcón, unidad especial del Cuerpo de Seguridad local, dirigido a la vigilancia en el entorno de los centros educativo.

El balance de actuaciones realizadas a lo largo del pasado curso demuestra la especial atención de esta edición en la erradicación de los casos de absentismo escolar entre los menores. Así, de las 270 intervenciones realizadas por los agentes de esta unidad, 115 de ellas han estado dirigidos a es objetivo. Así, los agentes locales han realizado más de un centenar de interceptaciones, y el traslado del menor al centro educativo correspondiente, previo aviso a los tutores.

Por otro lado, de las intervenciones desarrolladas en estos últimos nueve meses por parte de la Policía Local de Linares, en una quincena de casos los menores han sido derivados a la Policía Nacional debido a la reincidencia absentista o, en otras ocasiones, relacionadas con el ‘menudeo’ de drogas.

La incautación o consumo de estupefacientes en las cercanías de algún instalación educativa, con especial atención a los centros de Secundaria o Formación Profesional, sigue siendo una de las principales batallas del Plan Director pues en estos nueve meses, los agentes han intervenido en más de medio centenar de ocasiones por estos hechos. Sólo en el primer trimestre del curso, la Patrulla Halcón levantó acta en cinco ocasiones por consumo de estupefacientes en diferentes institutos, frente a otras tres por consumo de alcohol, 22 traslados a Comisaría y dos detenciones por tráfico de droga.