El Campus Científico-Tecnológico de Linares afronta la llegada del periodo estival con diferentes proyectos en ejecución para, a partir del próximo mes de septiembre, iniciar las últimas actuaciones necesarias para asegurar la puesta en marcha de las nuevas instalaciones universitarias.

De esta forma, junto a los trabajos dirigidos a la finalización del Aulario y el Edificio de Transferencia de Conocimiento, ambos a punto de concluir, la Universidad de Jaén (UJA) ha iniciado la construcción de un nuevo vial de acceso que permitirá unir la plataforma del pabellón polideportivo universitario con el acceso al recinto, facilitando una zona de evacuación de emergencia. Asimismo, además de mejorar el acceso al polideportivo universitario y la seguridad del recinto, la intervención que, además, permitirá la creación de dos pistas de pádel.

No será hasta finales de año cuando previsiblemente comience la puesta en marcha de los dos proyectos pendientes en el proyecto del futuro Campus Científico-Tecnológico una vez que este mes se haya iniciado el proceso de licitación para la centralización de la producción energética, el proyecto más urgente, y el desarrollo de las infraestructuras de telecomunicaciones. En este sentido, el vicerrector de Infraestructuras de la UJA, Nicolás Ruiz, señala que la intención de la UJA es adjudicar el proyecto en un plazo máximo de cuatro meses para, dado que la ejecución de esta actuación es de ocho meses, «llegar justo a tiempo para poder poner en marcha el campus el próximo curso».

Del mismo modo, la programación marcada por la Universidad de Jaén apuesta por iniciar antes de fin de año el concurso para la instalación de las infraestructuras de telecomunicación, una actuación de menor urgencia dado que una vez licitado, «apenas será cuatro meses para su puesta en marcha».

Dos intervenciones que han centrado las preocupaciones de la UJA en los últimos meses ante la necesidad de su aprobación por parte de la Fundación del Patronato, que se realizó el pasado 30 de mayo tras meses reclamando la celebración de una reunión, así como la financiación de los mismos.

Con la salida a concurso de esta última actuación pendiente, la UJA comenzará con la redacción de los pliegos de cara a la adquisición del mobiliario e instrumentación docente que será necesarios en el futuro campus con el objetivo de «encajarlo» en los presupuestos de la Universidad del año que viene.