Con fecha de junio de 2014 y conjuntamente con la factura emitida en ese mes, los ciudadanos de Linares están recibiendo por parte de esa concesionaria Linaqua un escrito en el que indican que se solicita a los titulares autorización para remitirles información sobre novedades, actividades o servicios del Ayuntamiento o de la propia empresa, relacionadas con servicios municipales, servicios de gestión integral del agua y sectores de deportes y bienestar, información que se remitirá a los mismos a través de distintos medios.

Del mismo modo informan de un acuerdo con la mercantil Reparalia Direct, S.L. y con cualquier empresa de su grupo, para que puedan ofrecer servicios o contratos de seguros relacionados con el cuidado de las instalaciones de fontanería, reparaciones, mantenimiento y cuidado del hogar, de manera personalizada. Es por ello que solicitan, de igual forma, consentimiento para la cesión de los datos personales a la cía. indicada. Esta autorización y consentimiento solicitado, se especifica en su escrito como una acción de negativa, por la cual, en un plazo de 45 días los ciudadanos de Linares deben manifestar su negativa a la cesión, comunicándolo mediante los medios que describen en el escrito (telefónicamente y mediante correo electrónico, ambas de forma gratuita), expresando que de no realizar esta acción procederán a realizar las acciones de remisión de información y cesión de datos.

Desde FACUA Jaén y la Federación de Vecinos “Himilce”, se entiende que esta acción, aún estando contemplada en la forma en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, es en “claro incumplimiento de los valores éticos de nuestra sociedad, puesto que se están aprovechando de una situación privilegiada, configurada en la concesión administrativa de gestión de un servicio público, con la que cuentan con todos los datos de todos los suministros de Linares, para especular y beneficiarse de esta posición, al comerciar con los datos de los ciudadanos de Linares” aseveran.

También entienden  que el mecanismo contemplado por Linaqua para la acción de negativa al consentimiento constituye una criba para que personas de edad avanzada que no puedan realizar la misma, puesto que existe un bajo índice de personas de este grupo que manejan las nuevas tecnologías, y la llamada de teléfono no constituye una forma fehaciente para la comprobación de la realización de la negativa a la autorización.

Así, desde FACUA Jaén y la Federación de Vecinos “Himilce” se denuncia la “acción de especulación de la empresa concesionaria del suministro domiciliario de agua”, aprovechando esta circunstancia, e instan a la empresa a que “deje de mercadear con los datos de los ciudadanos de Linares, los cuales les han sido confiados y entregados para la gestión de un servicio público básico”.

Además se solicita al Ayuntamiento como responsable último de los servicios del suministro del agua en nuestra ciudad, que intervenga ante la empresa Linaqua, para que no actúe con los datos que tiene dicha empresa y que le son facilitados por el propio ayuntamiento, para que la empresa no realice su pretensión de ofrecer unos servicios que, entienden, no le han sido encomendados y que como consecuencia de la gestión que realiza en nombre del ayuntamiento, la obligue a no manejar los datos de todos los usuarios de este servicio y basándonos en la Ley de Protección de Datos.

Depósito de aguas en Linares

Depósito de aguas en Linares