Agentes de la Policía Nacional adscritos en la provincia de Jaén rindieron homenaje en Linares a Luis Claraco López, miembro de los TEDAX fallecido en Madrid mientras intentaba desactivar un paquete bomba de E.T.A. hace 23 años. Por tal motivo, la Corporación Municipal de Linares le ha dedicado una calle que desde ayer lleva su nombre. Posteriormente, en el Museo de la Comisaría, se vivieron momentos muy emotivos en su recuerdo, cuando compañeros y amigos de estudios proyectaron un video donde se recordaba al Policía asesinado desde su niñez, pasando por diferentes etapas de su vida. El Comisario Jefe Provincial Don Jesús Herranz, abrió el acto dirigiéndose a familiares, compañeros y amigos de Luis.

Los TEDAX fallecidos llegaron a los almacenes de la empresa de mensajería hacia las seis de la tarde poniendo a salvo a multitud de personas. Después de varias horas de trabajo, cuando todo parecía controlado, el paquete hizo explosión a las 22:15 horas. El artefacto tenía una trampa consistente en un doble detonador que había sido preparada por los asesinos. En el supuesto caso de que el paquete no matara a su destinatario, lo habían preparado para matar a los policías. Luis Claraco López tenía 39 años, había nacido y crecido en Linares, estaba casado y era padre de tres hijos.

Los actos de homenaje comenzaron ayer en la Parroquia de San Agustín con una misa-funeral a la memoria de Luis. Su viuda, madre, hijos, nieto, hermanos y amigos estuvieron en todo momento rodeados de las muestras de cariño y afecto del Alcalde la ciudad, Don Juan Fernández, los Jefes y miembros del Cuerpo Nacional de Policía de Linares, Jaén, Úbeda, Andújar y Madrid, Jefe de la Unidad Adcrita, así como de la Guardia Civil, Policía Local y Bomberos. Al finalizar el acto cultual, todos los presentes se desplazaron hacia la calle que desde lleva lleva su nombre; Calle de Luis Claraco López, para posteriormente, en el Museo de la Comisaría, descubrir un monumento con su fotografía, una placa en su memoria y su historial profesional.

El Comisario Jefe Provincial Jesús Herranz en su alocución, hizo referencia al acto celebrado en Madrid el pasado 18 de junio presidido por el Presidente del Gobierno de España en memoria a todos los Policías fallecidos en España por actos terroristas, en cuyo monolito figura el nombre de Luis, siendo de justicia que desde ahora exista una calle que lleva su nombre, así como un recuerdo permanente en el Museo. “Queremos que tanto estas generaciones como las venideras, puedan apreciar el sacrificio que algunos hombres como Luis fueron capaces de realizar, para que el resto de la Sociedad pueda sentirse libre y segura. Sea esta placa silenciosa el símbolo de inmortalidad de todos los Policías que dieron su vida por España defendiendo los derechos y libertades de todos los españoles” dijo.

22:15 del día 1 de julio de 1991: hora y fecha para el recuerdo
Pasaban las diez de la noche del primer día de julio de 1991. Un paquete-bomba hacía explosión en una empresa de mensajería ubicada en un polígono industrial de Madrid, causando la muerte en el acto de dos artificieros de la Policía Nacional; el Subinspector Pedro Domínguez Pérez y el Oficial Luis Claraco López. Un tercer miembro de los TEDAX, el agente José Luis Jiménez Barrero fue alcanzado por la onda expansiva causándole gravísimas heridas, falleciendo dos días después.

El paquete, con siete kilos de explosivo, había sido enviado desde Valladolid a un alto cargo del Ministerio de Justicia. Ese mismo día, procedente de la misma ciudad se entregó un paquete en la cárcel sevillana Sevilla-1 cuya explosión, provocó la muerte de tres personas y heridas de diversa consideración a otras treinta.

Momento de la inauguración de la calle

Momento de la inauguración de la calle

Momento de la inauguración de la calle

Momento de la inauguración de la calle