El concejal delegado de Hacienda, Luis Moya, volvió a argumentar en el día de ayer el voto socialista en el pasado Pleno Extraordinario, al respecto del cambio de condiciones en la amortización del préstamo del Plan de Pago a Proveedores.

El edil, después de escuchar las valoraciones de IU y PP sobre este tema, sigue opinando que la votación de los dos grupos municipales de la oposición fue una votación política con intenciones electoralistas, “sin pensar en el mayor bien para este ayuntamiento”, subrayó.

Moya argumenta que los técnicos municipales optaron por dar mayor liquidez al Ayuntamiento, en especial de cara a acortar el plazo del pago a los proveedores del Ayuntamiento de Linares. Moya admitió que la fórmula adoptada implicaba mayor pago de intereses, pero negó que se tratara de más de 600.000 euros, tal como se había afirmado desde los partidos de la oposición. Moya cifró los intereses a pagar en 44.179 euros anuales.

En el vídeo de cabecera Luis Moya explica las opciones que había para la amortización del préstamo, así como los motivos por los que el PSOE optaba por una fórmula distinta a la que votaron y aprobaron Izquierda Unida y Partido Popular.