El Centro Provincial de Drogodependencias de Jaén, con sede en Linares, superó el pasado año las 800 actividades en materia de prevención en la provincia. Así lo ha afirmado esta mañana la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez, en la presentación de la memoria de este centro junto a la diputada de Igualdad y Bienestar Social, Adoración Quesada.

“Desde la Delegación Territorial se han impulsado programas preventivos con el objetivo de promover la toma de decisiones responsable respecto a las sustancias y actividades adictivas, incidiendo especialmente en los factores personales y sociales implicados, y favoreciendo la disminución de las consecuencias negativas del consumo y las adicciones”, ha incidido Jiménez.

Así, el pasado año se llevaron a cabo 810 actividades, 469 en el ámbito comunitario, 216 en el educativo, 107 en el familiar y 18 en el laboral. Estas actuaciones contaron el pasado año con más de 1,3 millones de euros, de los que la Consejería aportó 889.800 y Diputación, 458.500 euros, fruto del convenio puesto en marcha desde 1986 para garantizar el funcionamiento del Centro Provincial de Drogas.

La delegada territorial ha destacado que el perfil de la persona usuaria es de jóvenes menores de 24 años que acuden por problemas asociados al consumo de cannabis, si bien disminuye la prevalencia de demandas por consumo de alcohol y cocaína. Con relación a las mujeres, se observa un aumento en las demandas relativas al consumo de cannabis y estabilidad con las de cocaína y alcohol.

En este sentido, la diputada Adoración Quesada ha destacado que “queda claro que tenemos que trabajar en la prevención, especialmente en jóvenes, y trasladar los riesgos de consumir drogas y evitar la sensación errónea de que no pasa nada por consumir durante los fines de semana”.

 

Programas preventivos

En el ámbito de prevención, el Centro Provincial de Drogodependencias, con el apoyo de la delegación Provincial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Jaén, trabaja en programas de información, sensibilización y formación; asesoramiento y atención precoz y reducción de riesgos.

En el programa de sensibilización, información y formación, ofrece a los diversos colectivos información sobre las sustancias y las consecuencias de su consumo, además de formar a los profesionales y agentes sociales implicados en la prevención y la atención a las drogodependencias y adicciones teniendo en cuenta los contextos específicos. En este sentido, se han realizado  un total de 27 actividades, entre las que destacan las realizadas con profesionales sanitarios, asociaciones, familias, profesorado, equipos “Forma Joven” o estudiantes de Psicología.

En el programa de asesoramiento, cuyos objetivos son asesorar a los municipios de la provincia, a los profesionales del ámbito educativo y otros agentes sociales, se han realizado un total de 48 intervenciones.

“Con respecto al programa “Ciudades ante las drogas”, referente en la prevención comunitaria de nuestra provincia, destaca que en el año 2013 se han subvencionado 22 programas que se han desarrollado en 31 municipios de la provincia de Jaén. Desde su inicio en 1997, ha ido aumentando la implicación de las corporaciones locales, de hecho,  el 66% de la población provincial reside en municipios que cuentan con actividades enmarcadas dentro del programa”, ha incidido Jiménez.

En el programa de atención precoz y reducción de riesgos para evitar daños y riesgos al consumo de cannabis, se ha trabajado con 5 grupos de consumidores de cannabis con un total de 47 usuarios.

Por otra parte, la Junta, con el apoyo del Centro Provincial de Drogodependencias, está trabajando en prácticas innovadoras como la que el pasado año se desarrolló en Villacarrillo. Se trata del programa de prevención “Servicio Responsable”, dirigido a los empresarios y trabajadores del sector hostelero con la finalidad de prevenir y de reducir los riesgos que el consumo abusivo de alcohol y otras drogas ilegales, pueden producir en los ciudadanos. “El programa aúna los esfuerzos de las diferentes administraciones públicas y del sector hostelero para la consecución de unos entornos recreativos y de ocio más seguros, saludables, responsables y de calidad”, ha señalado.