Los accidentes graves han descendido en la provincia de Jaén un 27,27% de enero a mayo de 2014 en comparación con el mismo periodo de 2013 (de 44 siniestros en 2013 hemos pasado a 32 en 2014). En general, los accidentes con baja laboral han subido un 33% estos cinco primeros meses del año, que suponen 679 siniestros más que el año anterior (de 2.054 en 2013 se ha pasado a 2.733 en 2014).

La delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Ana Cobo, ha explicado estos datos que se han abordado hoy en la Comisión Provincial de Prevención de Riesgos Laborales, en la que se reúnen representantes de la Administración autonómica, de la patronal, de los sindicatos y de la Fiscalía, que analiza los datos de siniestralidad provinciales y aúna medidas en común para avanzar en la prevención. Cobo Carmona ha subrayado que, ante este empeoramiento de los datos, todas las partes implicadas han de sumar y redoblar esfuerzos para cambiar la tendencia, para luchar contra la siniestralidad y lograr trabajos más saludables y seguros para todos.

Los accidentes en jornada de trabajo han subido un 35,57% (de 1.836 en 2013 se ha pasado a 2.489 en 2014) y los in itinere en un 11,93% (de 218 accidentes en 2013 se ha pasado a 244 en 2014). La delegada ha profundizado en los accidentes en jornada de trabajo y ha detallado que el aumento más pronunciado se ha producido en la agricultura, con una subida de más del 185% en los accidentes. Cobo ha recordado que en este periodo se enmarca la campaña de recolección de aceituna, que en 2013 fue especialmente escasa y contó con muy pocos jornales, mientras que este año ha sido más duradera y ha sumado más de 7 millones de jornales. Concretamente, en el sector primario se ha pasado de 366 siniestros en 2013 a 1.050 en 2014, que en números absolutos son 684 más. La delegada ha continuado explicando que también ha habido una subida de los accidentes en la industria, de un 17,14% (de 315 accidentes en 2013 se ha pasado a 369 en 2014). Mientras que en construcción y en servicios han bajado el número de accidentes. En la construcción, la bajada ha sido del 24,58% (de 179 accidentes en 2013 a 135 en 2014) y en servicios el descenso ha sido del 4,20% (de 976 en 2013 a 935 en 2014).

Por grados de lesión, además de la reducción de los graves, la delegada ha apuntado que los mortales han subido: en 2013 hubo 3 y en 2014 han sumado 4, mientras que los leves han subido un 37,12% (de 1.789 en 2013 se ha pasado a 2.453 en 2014).

El índice de incidencia –que establece el número de accidentes en relación con el número de afiliados a la Seguridad Social– refleja un aumento de los accidentes de 2,26 puntos (por cada mil trabajadores), quedando en 10,90 (accidentes por cada mil trabajadores), si bien continúa siendo menor que el andaluz (11,34) en 0,44 puntos.

La delegada ha explicado que también en esta Comisión se ha abordado la campaña estival “Trabaja seguro”, que pone en marcha la Junta todos los años para combatir los golpes de calor y los graves efectos del sol en los trabajadores, especialmente en los más expuestos, como son la construcción y la agricultura

También se ha abordado otra campaña, la de control de la accidentalidad leve. Ana Cobo ha detallado que el objeto es conocer la realidad de este tipo de siniestros, que debido a su elevado número, no se pueden abarcar en su totalidad. Concretamente, se han investigado 63 accidentes leves y se ha requerido a las empresas la remisión de una investigación del accidente “para generar una dinámica de actuación en prevención, la correcta calificación de los accidentes y la aplicación de medidas correctoras”.