En el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Linares, celebrado en el día de ayer, se llevó en el primero de los puntos del orden del día el “Dictamen de la Comisión Informativa de Economía, Patrimonio, Gobernación y Gestión Pública, sobre modificación de las condiciones financieras de las operaciones de endeudamiento de la primera fase del mecanismo de financiación para el pago a proveedores”. El Partido Popular de Linares presentó una enmienda a esta dictamen, por la que se solicitaba que el plazo de amortización del préstamo bancario solicitado en su día para que el Ayuntamiento se acogiera al Plan de Pago a Proveedores, sea amortizado según la opción C, de las expuestas por el Ministerio de Hacienda.

La enmienda fue aprobada con el apoyo del grupo municipal de Izquierda Unida. Ambos grupos consideran esta opción más beneficiosa, pues ahorran a la ciudadanía 350.000 euros en intereses bancarios en los próximos ocho años. Desde el gobierno municipal se advierte que la opción aprobada puede provocar problemas de liquidez, razón por la cual consideran que desde IU y PP se está intentando estrangular por “intereses espurios” la arcas municipales con fines electoralistas. Desde el PSOE, se recordaba en el debate plenario que la opción B era la recomendada por los técnicos municipales, por lo que entendían absurdo que se votase a favor de una enmienda que contradecía los informes técnicos. 

En el vídeo de cabecera el Concejal de Hacienda, Luis Moya, nos da sus argumentos.