Un total de 1.873 estudiantes de la provincia de Jaén (casi el doble que el curso pasado) procedentes de 58 centros educativos de 24 municipios de la provincia de Jaén han participado este curso en la Feria del Emprendimiento Educativo 2014 y han creado 91 miniempresas. La delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, ha visitado hoy en Linares este evento –junto a la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Ana Cobo–, en el que han expuesto y puesto a la venta sus productos y servicios una parte de estos alumnos, concretamente 424.

Gálvez Daza ha destacado el importante incremento que se ha producido este curso en todos los aspectos: Han participado 681 alum-nos más que el curso pasado (que supone un incremento del 57,13%), que ha logrado la implicación en esta iniciativa de 17 centros más (que supone una subida del 41,46%), a la vez que ha conseguido aumentar un 49,18% el número de miniempresas creadas (este curso se han hecho 30 más que el pasado).

La delegada ha subrayado que esta feria “es ya un referente, tanto por el alto nivel de cada iniciativa emprendedora, como por ser actualmente los más emprendedores desde edades tempranas, implica-dos en el desarrollo y entrenamiento de habilidades empresariales”. Gálvez Daza ha insistido en que precisamente la finalidad de este colofón al programa “Miniempresas educativas”, es “rendir un home-naje al buen trabajo del alumnado durante todo el curso escolar y hacer un reconocimiento a la importante labor del profesorado y los técnicos de Andalucía Emprende, además de ser un escaparate excep-cional para poder conocer de primera mano los atractivos y promete-dores proyectos emprendedores del joven alumnado de la provincia”.

La delegada ha explicado que los alumnos de esta edición, de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, han participado este curso en los programas educativos “Emprender en Mi Escuela”, “Ícaro”, “Empresa Joven Europea”, Jóvenes y Gente Em-prendedora y Solidaria” y “Creando Empresa” impulsados por la Junta de Andalucía para fomentar la cultura emprendedora en los distintos niveles formativos. En todos estos programas han participado este curso un total de 3.039 alumnos procedentes de 73 centros educa-tivos de la provincia que han creado 116 miniempresas. Gálvez ha puesto de manifiesto que también en las cifras totales se han producido importantes aumentos: El número de alumnos ha subido un 72,28% (1.275 personas más), mientras que se han sumado 30 centros más (que suponen un incremento del 69,77%) y se han creado un 39,76% más de miniempresas, que en números absolutos se traduce en 33 más.

Todas estas iniciativas están promovidas por la Delegación Te-rritorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través de la Fundación Andalucía Emprende, y la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte, con la colaboración de la Asociación Andaluza de Centros de Economía Social (ACES), y persiguen acercar el mundo de la empresa al aula e inculcar en estudiantes de todas las edades el desarrollo de habilidades emprendedoras, a través de for-mación teórica y práctica en materia empresarial.

La delegada ha insistido en que “suponen vincular el espíritu emprendedor con la educación desde la infancia, y representan una línea prioritaria del Gobierno andaluz para la reactivación económi-ca”. Ha insistido en que desarrollan habilidades muy relevantes para toda persona como son la innovación, la creatividad, la responsabili-dad y el emprendimiento como una actitud de vida. Además se trabaja con ellos el área de la economía social, que suma otros valores cruciales, como democracia, solidaridad, equidad, respeto, responsa-bilidad, trabajo en equipo y participación de todos.
Purificación Gálvez ha elogiado “los excelentes trabajos, la crea-tividad y el ingenio” que han demostrado todos los alumnos con sus variados productos y servicios, algunos de los cuales se han podido ver esta mañana en el Paseo de Linarejos. Entre ellos, ha citado una amplia gama de productos artesanales y manualidades en muy diver-sos materiales (madera, cerámica, fieltro, goma, alambre, papel, reciclados…) bisutería, marionetas, jabones y velas caseros, galletas, verduras ecológicas, plantas ornamentales, visitas teatralizadas, cuentacuentos, páginas web, reparación de equipamiento tecnológico y diseño de cartelería, hasta un espectáculo musical con luz negra y un sistema domótico de control de viviendas. En definitiva, “iniciativas prometedoras de jóvenes prometedores que demuestran mucha formación y dedicación y mucho talento”.

La delegada ha continuado explicando que el “Plan de Fomento de la Cultura Emprendedora en el Sistema Educativo Público de Andalucía”, en el que se enmarcan estos programas, comenzó su andadura en 2008 y desde entonces han participado en ellos un total de 9.344 alumnos de 264 centros de la provincia que han ideado 413 miniempresas.

Aprender a emprender de forma práctica
Con una metodología eminentemente práctica, aunque acompañada también por formación teórica en materia empresarial, estos programas inciden en aspectos vinculados al emprendimiento permitiendo que los más jóvenes aprendan, desde el principio, a materializar sus ideas en proyectos empresariales reales.

Concretamente, los estudiantes, con el apoyo de los docentes y del personal técnico de Andalucía Emprende, aprenden a crear un pro-yecto empresarial desde sus cimientos. Constituyen ellos mismos los estatutos, deciden el nombre de la empresa, crean el logotipo, elaboran un catálogo de productos, realizan el plan de empresa, buscan finan-ciación, gestionan pedidos, intercambian productos con otras coopera-tivas de otras regiones y países y, finalmente, los ponen a la venta en esta Ferias de Emprendimiento Educativo y se reparten beneficios, destinando el 10% a una ONG.

Los programas
La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo promueve los programas “Emprende en Mi Escuela”, e “Ícaro”, a través de Andalucía Emprende, con la colaboración de ACES.

El programa “Emprender en mi Escuela” (EME) está destinado a fomentar la cultura emprendedora entre los alumnos de Educación Primaria (5º y 6º), con edades comprendidas entre los 9 y los 11 años. Para ello, se aplican distintas propuestas didácticas y actividades (talleres, libro de actividades para el alumno, libro del profesor, vídeos, etcétera) que concluyen con la creación y gestión de una empresa cooperativa por parte del alumnado.

Por su parte, “Ícaro” se dirige a los alumnos de Educación Secundaria que cursan el primer ciclo de la ESO (1º y 2º), con edades comprendidas entre los 12 y 14 años. Esta iniciativa da continuidad al programa “Emprende en Mi Escuela”, de modo que los estudiantes que hayan participado con anterioridad en “EME” deben reorientar las actividades de sus proyectos empresariales hacia el sector creativo-cultural, principalmente en actividades del campo audiovisual, artes escénicas, edición, arqueología y patrimonio, diseño, comunicación e imagen. Para ello, cuenta con la colaboración del “Proyecto Lunar”, el primer programa público de apoyo integral a emprendedores de la industria creativo-cultural promovido por la Junta de Andalucía.

La iniciativa “Empresa Joven Europea” (EJE), de Economía y Educación, está destinada a estudiantes de entre 14 y 18 años de los cursos de 3º y 4º de Educación Secundaria, Bachillerato, ciclos de Formación Profesional y Garantía Social. Los participantes de este programa aprenden a crear y gestionar sus propias empresas cooperativas y a comercializar sus productos –que deberán ser propios de su entorno o territorio– con cooperativas socias ubicadas en otras regiones españolas, en países europeos –Alemania, Reino Unido, Hungría y Polonia– o en el continente americano ¬–Ecuador, EE UU, México, Nicaragua, El Salvador y Honduras–.

Se estimula el acercamiento a otras culturas y realidades sociales, y proporciona una dimensión europea a la educación. De este modo, conocen de forma práctica y real el funcionamiento de una empresa, a través de la búsqueda de proveedores y de financiación, la negociación de pedidos, el intercambio de productos, la elaboración de un catálogo de ventas, la realización de labores de importación y exportación y la venta de sus productos en el mercado real provincial.

Junto a estas tres iniciativas, Educación promueve los programas “Jóvenes y Gente Emprendedora Solidaria” y “Creando Empresa”. “Jóvenes y Gente Emprendedora Solidaria” (JES) está destinado a estudiantes de Bachillerato, que aprenden, durante el curso escolar, a crear y gestionar una asociación solidaria para colaborar con una ONG. Tiene como objetivo crear un espacio que sirva de estímulo y de apoyo al alumnado y que sea capaz de generar ideas que den respuesta a problemas sociales.

Finalmente, el programa “Creando Empresa” fomenta la cultura emprendedora y la solidaridad entre el alumnado de ESO, Bachillerato y Formación Profesional. A lo largo del curso, el alumnado participante aprende a crear y gestionar una empresa con la finalidad de desarrollar, de una manera casi real, todas las operaciones (logo, estatutos, fabricación, comercialización, trámites administrativos…) que se realizan en cualquier empresa u organización. El alumnado adquiere cualidades y actitudes emprendedoras como la observación del entorno, la planificación, trabajo en equipo, iniciativa, creatividad, autoestima, habilidades de comunicación responsabilidad e independencia.