La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) ha reclamado al Juzgado Contencioso-Administrativo número dos de Jaén trasladar la demanda por impago presentada por Linaqua, empresa mixta gestora del agua en Linares, por la vía civil. La petición, realizada el pasado 22 de mayo tras la citación realizada por el juez a los representantes de AVRA y del Ayuntamiento de Linares como parte implicada en el proceso, pretende que las reclamaciones se realicen contra los usuarios de dichos suministros y no contra la Administración publica.

«Los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía entienden que los responsables de dichas deudas son los inquilinos de las viviendas y no el propietario, que es la Administración andaluza, y por ello se ha solicitado ese traslado», explicó ayer el gerente provincial de AVRA, José Luis Rodríguez, respecto al desarrollo del conflicto abierto entre la agencia andaluza y Linaqua.

En este sentido, el gerente provincial aseguró que desde la agencia andaluza «se está cumpliendo con el compromiso realizado el pasado mes de septiembre« de cara a regularizar la situación de las viviendas que la Junta de Andalucía tiene en el barrio de Arrayanes para favorecer no sólo la contratación de los suministros, sino también la revisión de los contratos de alquiler. «Todas las comunidades están constituidas, a excepción de unas pocas con las que se sigue trabajando, y se ha regularizado la situación de 118 familias, a las que se le hará un seguimiento y, una vez comprobado que cumplen con los compromisos, se realizará su regularización definitiva», señaló Rodríguez, quien lamentó la actitud tanto de Linaqua como del propio Ayuntamiento de Linares al pretender «responsabilizar a la Junta de un problema que se viene dando desde la construcción de las viviendas en los años ochenta, cuando la gestión del agua y los permisos de suministro los otorgaba el Ayuntamiento».

Por su parte, los concejales de IU en el Consistorio, Sebastián Martínez y Selina Robles, destacaron la gestión realizada por AVRA en la regularización de las familias que ocupan las viviendas públicas en Arrayanes «con un trabajo impecable y escrupuloso», a la vez que critican los efectos de la privatización de servicios básicos como es el agua. «Este conflicto deja ver que en épocas de bonanza económica el Ayuntamiento ha hecho pliegos al alza a las empresas y, con la crisis, son los ciudadanos los que sufragan las pérdidas. La solución es la recuperación de los servicios públicos en Linares, algo que podría darse en la próxima corporación si hay un cambio en la correlación de fuerzas«, subrayó Martínez.

Además, José Luis Rodríguez lamentó la continuidad de las «amenazadas» de corte de suministro que mantiene Linaqua con respeto a estas viviendas, y que ahora se amplía a las viviendas construidas por la Junta en El Cerro «para acabar con el chabolismo». «Linaqua insiste en remitirnos cartas con amenazas de corte del suministros cuando deben hacerlo a los inquilinos de las viviendas, que en el caso de El Cerro, son gestionadas por el Ayuntamiento. Por ello, si alguno sufre un corte sin que haya sido notificado formalmente, debe iniciar una vía penal contra Linaqua», advirtió.