Prólogo

Cuando conocí a Eufrasio lo primero que me llamo la atención es como un hombre de ciencias era capaz de plasmar unas líneas suficientemente vibrantes como para hacer sentir su poesía, evidentemente me equivoque. En sus escritos podemos encontrar un fiel reflejo de sus mas intimas convicciones, para él la vida es una lucha continua por su derecho y el de los demás, reivindica sus anhelos, se percibe con claridad su lucha por la igualdad, por los derechos del ser humano, a veces estas demandas las hace de una forma sutil y clara y otras de una forma acelerada y hasta cruel, sin olvidar en otras una nota de simplicidad que los hace especialmente atractivos para el lector. Pero todas sus reclamas las escribe de una forma magistral. Su lucha social se ve incrementada por el conocimiento de otros entornos, asiduamente visitados por cuestiones laborales, donde toma contacto con otras realidades.

Tiene un claro influjo en la obra de Eufrasio las sólidas raíces de las tierras del valle del Guadalquivir, pues nace en la cuna del rey Muhammad I Al-Ahmar ( `El Rojo´) y se traslada a Andújar donde forma felizmente una familia. El poeta versa sobre sus mujeres y sus costumbres.

En ocasiones su lectura es ágil e inteligible, pero otras el escritor se sumerge en un mar de aguas embravecidas y se plantea cuestiones difíciles de comprender para el lector medio, la metafísica, lo abstracto, lo ilógico, lo inconcreto, lo depurado, lo selecto, todo ello se une en un tótum revolútum que al principio puede parecer difícil de entender, pero cuando vamos profundizando en su lectura cada cosa se pone en su lugar y en orden a medida que progresamos en el análisis de su obra, todo toma forma y se nos abre un universo de ideas de una limpieza y claridad que nos llega a sorprender.

La lírica y la prosa de Eufrasio nos llegan como un torbellino de aires huracanados, aires bravos y frescos para una nueva forma de entender la literatura. No se trata de otro escritor mas, podremos entender sus escritos o no, pero nunca nos dejarán indiferentes la irrupción de las musas en el sentimiento de Eufrasio, y por ende en el ánimo del lector. Con Eufrasio, como se suele decir…”la polémica está servida”.

Miguel Ángel González de Miguel Villar
Presidente del colectivo de escritores Literandújar

Portada del libro

Portada del libro

El libro que aquí presento Verdades desgarradas de Eufrasio Navarro Fernández alude, como su título indica, por una parte a la palabra “verdades”, que es el contenido desde los hechos en la protesta social, como en el amor, ya que este concepto es puro sentimiento, y por otra parte a la palabra “desgarradas”, porque marca en los escritos el sufrimiento muy marcado por el egoísmo y comportamientos injustos desde los poderes.

La actitud de nuestro autor, Eufrasio, viene dada por la vertiente que lo emparenta dentro de la literatura española con el compromiso social literario en poemas como “campesino sin campo”, “cánticos divinos”, “canto a mi tierra”, “cenizas de libertad”, “emigrante”, “justicia”, “proletarios”, entre otros títulos de poemas, y que dentro de sus relatos biográficos, también aludirá al compromiso social y a su vinculación con el realismo social en la literatura española. Así lo manifiesta en su relato “los recuerdos actuales hasta el 9-6-2013” escribiendo: “No quiero hacer una biografía personal, sino experiencias comunes de gentes a mi alrededor, empezando por los años cincuenta. Donde la vida cotidiana, estaba caracterizada por dos clases sociales muy diferenciada, en cuanto a forma de vida y recursos…

“Son las clases dominantes, desde la opulencia o el carácter subsidiado de las altas esferas militares, que por dominar, dominaban hasta las conciencias con los logros triunfalistas de un tiempo un poco más atrás, en colaboración con los dogmas de la moral católica y que marcarán la vida, de sesenta y dos años.

Las clases bajas, la de los obreros del campo, la de los obreros de industrialización no cualificada, la de las gentes emigrantes en busca de recursos para la subsistencia, la de las gentes en su huida a lo desconocido, empujados en su gran mayoría por el hambre y el abuso del poderoso señor del pueblo, donde el mayor horizonte era llegar a ser aperaor o a lo sumo encargado, según el escrúpulo de la conciencia”.

Cuando he leído Verdades desgarradas, tras mi formación personal en estudios de métrica española de la UNED con el Dr. José Domínguez Caparrós, y con el Dr. José Víctor Llatse, antiguo profesor de la Universidad de Barcelona, he pretendido dilucidar cuestiones de métrica en los poemas de Eufrasio Navarro Fernández. Charlando con Eufrasio, me comentó que en la métrica de sus versos busca la libertad, dentro de los cánones métricos, que buscaron autores como García Márquez, Pablo Neruda o Miguel Hernández en ciertos momentos de la vida de estos autores; pero, además, consultando la obra de Isabel Paraíso, El verso libre hispánico: orígenes y corrientes , aprecié que podía comparar su verso libre con el autor clásico argentino Leopoldo Lugones y su verso libre rimado. Como Lugones encontramos que hay un ritmo fónico versal constante, que es la rima casi siempre asonantada, en ocasiones rima consonante. Los ritmos fónicos versales del metro, o cantidad de sílabas en cada verso, y de los acentos, existen de manera intermitente, aperiódica. Ahora bien, frente a Lugones, el ritmo fónico versal de la estrofa, Eufrasio Navarro, si lo mantiene, creando sus estrofas tipográficas por núcleos de ideas temáticas dentro de cada poema.

Como decía Lugones: “el verso puede libertarse de todo menos de la rima” y así en su mayoría encontramos rima asonantada que le dan al discurso poético, comprometido socialmente, y a su racionalidad lógica discursiva, una musicalidad de un valor comunicativo incalculable, siendo argumentos totalmente comprensivos dentro del arte de la poesía, que casi siempre se escapa de la capacidad de comprender para el
lector.

Por lo que se refiere también a cuestiones métricas su mismo poema “verdades desgarradas”, con el mismo título de su libro, o por ejemplo su poema “canción para una amiga”, entre otros, contienen en la disposición tipográfica de sus versos, algunos versos que son una palabra centrada en la página solamente, y que bien podrían ser estudiados estos poemas siguiendo el libro de Francisco López Estrada La métrica española del siglo XX, cuando nos habla de versos cuya disposición tipográfica es una línea fragmentada o escalonada, siendo en el caso de Eufrasio Navarro una línea tipográfica centrada de una sola palabra.

“Verdades desgarradas”

“Como un estruendo sonido de tormenta
viene el miedo despavorido sin vergüenzas
con los dientes afilados, en la muerte de quien sufriera,
caen las gentes al suelo por las porras y los palos.

Malolientes los cuerpos ensangrentados por los
golpes
manchados por su hambre con sus pies putrefactos
al no llevar calzado, porque no hay para tanto.

La crisis golpea a trabajadores y demás vasallos
los cementerios se llenan con los desesperados,
los vacilantes carroñeros muestran el camino de los
cipreses
para que nadie se desvíe, por ninguna causa.

Gritan que las mejores rosas,
salen de los tallos con espinas
y son las masas descompuestas con la sangre viva,
sin descanso, apresuran las ganancias con la muerte
reñida
y disfrutan con los que mueren, en los conciertos
cerrados.

En la diversión, solo les importa lo que sacan en
taquilla
de edificios trampa, con el aval de los que mandan
mientras estos se divierten en suntuosas mansiones,
cribadas, ajardinadas, con perros de presa que la
custodian.

Vientres hinchados, por orgias del claustro, quedaron
preñadas
las heroínas de los pobres en sus bellas camas para
carnaza.

balbucean los pudientes con sus venganzas
oyendo los estruendos de las tormentas en sus moradas.

El viento les trae el olor de la sangre corrompida
poderoso capital que todo lo empaña, no hay tregua
una hoz, un hacha bien afilada, para cortar a quien

se levanta 

¡horror, son los del cuello duro y las sotanas! dueños.

De bancos de muros anchos, para que no escape ninguna renta
y si preguntas, exclamación ¡Dios nos guarde!
que vienen los pecadores de la hoz y el martillo
con otras monedas raras, que dicen
igualdad, fraternidad y república”.

 

El estilo del libro de Eufrasio Navarro también podría relacionarse con algunas de las figuras retóricas totalmente características que definen el verso libre  contemporáneo, me refiero a la anáfora y a la epifora, también conocida como epístrofe o conversión. Ejemplo de anáfora es su poema “poema de un nieto, para su abuelo”

 


“Poema de un nieto, para su abuelo”

“Sin prisa
apareció un día cualquiera y,
sin aviso previo se deslizó entre su pelo

Sin hablar
se alimentaba de su ser, día a día,
sin mucho manifiesto dramático

Sin impunidad
se incrustaba en su ser cada vez más
y nos lo iba llevando de nuestro lado

Sin sentido
le acunaba, le besaba la muerte
mientras cada zarpazo nos sangraba a nosotros

Sin escape
por detrás y sin aviso como los cobardes
se lo llevó en una noche de verano”.

Ejemplo de epífora es su poema titulado “el sur”

“El sur”

“Se abre una ventana
es el sur
luz intensa
en sus paredes blancas.

Fragancias deseadas
con la flor del azahar.

Naranjos y olivares
en una parte del sur

La cabra montesa
en los peñascales
del sur.

Ruiseñores en las sierras
del sur
con vocación de contrastes
es el sur”.

 


Me gustaría también aclarar que existen otras figuras retóricas tradicionales como la comparación o la metáfora. Como apunta el poeta Eduardo García en su libro Escribir un poema la forma más clara de identificar una metáfora , entre el término real y el imaginado, es a través de la aparición explícita del verbo ser, mientras que la comparación alude al término “como”. Eufrasio Navarro escribe una excelente metáfora
en su poema titulado “atrapado”, donde define al amor siendo un telar,

 


“Atrapado”

“Siento la necesidad de ti
estoy atrapado entre ramales
con los tejidos del amor
todavía amontonados.

En el taller de la ilusión
con ambientes de ensueños
para tejer mis pensamientos
con los telares muy sueltos.

Es grande la tentación
de hacer el mejor telar
con dibujos de fantasía
y mostrar la inmensidad.

De un amor atrapado
que busca la libertad
en la mejor alfombra
que se haya hecho jamás.

Siento la necesidad de ti
porque amar es vivir,
la savia que corre dentro
es mi sangre en mi pecho
cuando mi corazón esta,
siempre latiendo sin fin”.

 

por otra parte, es significativa la comparación que hace en su poema “canto a mi tierra” cuando menciona su comparación “como los fallidos de un piano viejo” y prosigue su relación y vinculación de la patria “con los sonidos de una gran orquesta”

 

“Canto a mi tierra”

“Vuela pensamiento, con alas plateadas
vuela, pósate en las verdes praderas,
bajo las colinas, donde se engrandecen
los olores, fragancias de flores nuevas,
de mi tierra, con las torres viejas.

Patria, Tierra mía, tan hermosa y pérdida
¡que recuerdo, el más grato y fatal!
como los fallidos de un piano viejo
en medio de un vendaval
con los sonidos de una gran orquesta
en el escenario del tiempo
y son los violines
los que se adelantan y te han de arropar
como se arropa todo un pueblo
cuando lo quieren callar.

Mis recuerdos son recientes,
salen del pecho,
¡hablamos del tiempo que se fue
con el sonido helado, cruel en su lamento!

Ojalá los días y los años no me traigan inquietud,
que hasta los sauces no tengan que inclinarse
para ver los pensamientos rotos al pasar,
por mi tierra, sin reflejar nada, padecer o virtud”.

Tras señalar algunas de las figuras retóricas de Eufrasio Navarro apunto que con el uso que hace del dialecto andaluz, y la musicalidad de su verso libre asonantado, es capaz de crear una escuela poética con sus fieles seguidores, así lo lleva a cabo en poemas como “canción de enamorao”, “siempre Andalucía” o “soleá”. Con su poema “siempre Andalucía” bien podríamos dilucidar aquellos cantares, poemas y estrofas que define Francisco Gutiérrez Carbajo en su libro titulado La poesía del flamenco. Son poemas en los que recrea imaginativamente vocablos del dialecto andaluz, si bien en poemas como su “canción de enamorao” recrea la palabra “canción” con la rima asonante en aguda /ó/, como si de estribillos reiterativos, poéticos y musicales se tratara.

“Canción de un enamorao”

“Tengo prisa que amanezca
para encontrarme contigo
siempre mi puerta abierta
e implorar al destino.

Anuncio mi presencia
bien plantao frente a tu reja.
Mirándote como siempre
recitándote un poema
ensalzando tu belleza.

Con estas letritas bellas…
tus ojos verdes tus ojos,
tus labios mi pasión
tu cuerpo el mejor tesoro
que jamás he visto yo.

Anda mujer de banderas
ábreme tu corazón
mira que por ti yo muero
si al amarte, me dices no.

Enamorao de tu figura
viéndote con la esperanza
que mañana y tos los días
tú querida, seas mía.

Y vuelvo con mi canción
para hacer que tú sientas
todo lo que siento yo.

Tus ojos verdes tus ojos,
tus labios mi pasión
tu cuerpo el mejor tesoro
que jamás he visto yo”.

De la misma manera leo su poema “soleá” y de las rimas asonantadas que hace con la vocal aguda en /á/, como si creando escuela, y escribiendo todos nosotros poemas con el dialecto andaluz, trajésemos a colación tantas rimas agudas como tantas palabras agudas tenga el dialecto andaluz.

“Soleá”

“Quejios del sentimiento
en una soleá cantá.

Quejios,
en el campo llueve
en el campo llueve.

está mi tierra embargá,
triste, por eso canto
una soleá apretá.

Quejios
en el campo llueve

está la tierra mojá, 

también con lágrimas
de quien quiere trabajar.

Ay, ay, ay, mi sangre,
me desespero niña
por eso canto, mi soleá.

Quejios
dame tu fuerza
para que pueda luchar.

Quejios
del sentimiento
Andalucía la mal pagá.

Que cantá a los cuatro vientos
las penas, que no alegrías
cuando la quieren derribá”.

 


Desde este poema titulado “soleá” que acabamos de leer, Eufrasio no se restringe a la métrica tradicional que definé la soleá, tal y como lo hace José Domínguez Caparrós en su libro titulado Diccionario de métrica española, es decir, definiendo la soleá como un terceto independiente en versos octosílabos, de los que riman en asonante el primero y el tercero. A Eufrasio Navarro, más bien con este poema, lo podríamos incluir dentro de la corriente del “verso libre de base tradicional” que estudia Isabel Paraíso en su libro El verso libre hispánico: orígenes y corrientes abarcando autores como Rafael Alberti, Lorca o Salinas. Pongo por ejemplo los siguientes versos para explicar su “verso libre de base tradicional”:


8-“está mi tierra embargá,
7- triste, por eso canto
8- una soleá apretá”
E incluso con los versos:
3- “Quejíos
5- dame tu fuerza
8- para que pueda luchar.”

hacemos referencia a un “verso libre de base tradicional”, pues nos recuerda también a la soleariya, que es una soleá cuyo primer verso es trisílabo.

La temática de los poemas de Eufrasio Navarro es rica y variada. Puede ser desde temas concretos como “la lluvia”, “la mecedora”, donde hace gala de versos de arte menor, etc. Hasta poemas más complejos en la recreación de sus imágenes como los de tinte filosófico entre los que destaco “antes de dormir”

 


“Antes de dormir”

“Vida darme alas para soñar
que yo vea la luna salir

que le pueda hablar 

que le pueda decir
que alumbre mi oscuridad.

Vida, te llaman eternidad
¿Dónde esta el secreto?
¿Dónde empieza la vida?
¿Cómo llegaste a mis adentros?

Sueños, sueños para soñar
la realidad no la entiendo
sin alas, para volar.

Deseo ser pájaro y volar, volar, volar,
para ver los valles, las montañas
y hablar con el halcón
que de vez en cuando cierra su alma
cuando ve, una paloma pasar
con su placido volar.

La vida no se que es,
si paloma, halcón o solo imaginación,
crueldad, materia o castrada sencillez
imaginada.

Quizás sea la oscuridad que me ciega,
quizás la luna me destierra
y no alumbra, solo observa.

Vida, sin nombre concreto
ya no quiero soñar
aparcaré mi pensamiento
y me iré a descansar”.

…o los de tinte religioso y existencial, más reflexivos y meditativos en su discurso racional, donde hace gala de versos de arte mayor, como es su poema “el cielo no contesta”. Hay también muchos poemas de temática amorosa y aquellos que están dedicados a la mujer como “brisas de mujer”, “homenaje a la mujer”, “mujer escultura perfecta”, etc., que bien podrían ser estudiados para una de las conferencias futuras del Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer que se va a llevar a cabo en las sedes del Instituto de Estudios Giennenses en Jaén. Existen los poemas además dedicados a Machado, Pablo Neruda y a Miguel Hernández de los que resalto los versos: /Para siempre Miguel Hernández, poeta/ hermano del pueblo con tu conciencia/, siendo Eufrasio Navarro Fernández otro poeta hermano del pueblo con su conciencia.

Currículo para la presentación del libro

Una vida dilatada del autor desde su nacimiento en la ciudad de Arjona (Jaén), recorriendo ciudades de las más variopintas, con culturas y formas que han ido haciendo visionar la vida desde distintos prismas.

Estudia en Córdoba en el colegio Virgen del Carmen hasta preuniversitario, para posteriormente trasladarse a Madrid con su familia, prosiguiendo sus estudios superiores, compaginándolos con trabajos por horas para el coste de los mismos.

Comienza en el sector de la madera, pasando de la administración a la comercialización por rentabilidad económica, termina siendo nombrado por la asociación de fabricantes de aglomerados, inspector para el control de producción en las distintas fabricas de la zona centro de España, en cumplimiento de las normas establecidas en los años setenta, para regular dicha producción y mantener la proporcionalidad dictada por la asociación.

Desde la ingeniería aeronáutica en la rama de construcción (aeropuertos), se especializa en la protección contra-incendios (activa y pasiva), interviniendo en comisión de estudios para la activación y desarrollo en el obligado cumplimiento de las normas “ NORMA BASICA DE EDIFICACIÓN (NBE/CPI-82, CT)” configurándose el reglamento de normas UNE, que definen la clasificación de los materiales a emplear en la construcción e industria, (sector aeropuertos, petroquímicas, edificios públicos, hospitales etc.) Dando carácter al calculo de resistencias y masividades en los distintos componentes de la actividad.

Por su dilatada experiencia en empresas del sector, es nombrado por el departamento de ingeniería (AENA), colaborador de la comisión de estudios y remodelación aeroportuaria en los años 80, para la aplicación y adaptación de las normas Europeas de los aeropuertos españoles en su clasificación con carácter universal.

Creó su empresa de ámbito familiar y con esta actividad hasta su jubilación. Donde lo más destacado a nivel empresarial fue el compromiso con sus ideas, llevando a la practica la socialización de la gestión de la misma, dando prioridad al bienestar de los trabajadores y su dignidad, exigiendo siempre desde la dirección, la honestidad y el trabajo bien hecho.

Una vez pasada esta etapa y desde su inquietud por la cultura, empieza a escribir y darle forma a lo que ha sido siempre su constante de ver la vida…..Plasmada en la literatura.

Con este primer libro publicado “VERDADES DESGARRADAS” se hace realidad el sueño de formar parte como autor en el mundo de los escritores.