En Linares hay muchas academias de inglés, pero casi todas enfocadas al aprendizaje del inglés a partir de primaria o últimos cursos de la educación infantil. Consciente de la gran carencia que había al respecto en el área de la Educación Infantil, en septiembre del 2013 “Rumpus Room” abrió sus puertas de la mano de su promotora, Isabel Aznarte, una joven emprendedora de 33 años y Maestra de Educación Infantil. El centro está ideado para que niños de 2 a 5 años aprendan inglés de la manera natural -jugando, cantando y divirtiéndose- y en un ambiente adecuado para ellos, distribuido en rincones y cuidado al mínimo detalle.

Según el diccionario Collins English “Rumpus Room” significa “Habitación utilizada para actividades ruidosas, como fiestas o juegos de niños”. Se trata de una Non-School of English, es decir, una no-escuela de educación infantil en inglés. Ya el nombre invita a relajarse, porque los niños no van a “dar clase” propiamente dicha, sino a divertiste y a jugar, estimulando su imaginación y creatividad en un ambiente de ocio, eso sí, en inglés. Se denomina por tanto ludoteca porque los niños aprenden a través del juego dirigido y libre. Para que el aprendizaje sea más efectivo se parte de la motivación de los niños.

Rumpus Room está situada en la calle Isaac Peral número 32 de Linares. Además ahora es el momento de matricularse para no quedarse sin plaza para las sesiones de inglés el curso que viene, ya que van a ser sólo ocho los niños por grupo

La biblioteca

La biblioteca

¿Qué ofrece “Rumpus Room”?

Super Non-School of English: De lunes a jueves -3 horas semanales por grupo-, se ofrecen sesiones específicas para grupos de niños con edades similares (2-3, 3-4, 4-5 y 5-6 años) en las que se practica inglés mediante el juego, las manualidades, los cuentos, los vídeos con una gran pantalla proyectada en la pared. Las canciones son el mejor método para afianzar vocabulario y expresione,s ya que además los escuchan en inglés nativo con entonaciones y usos reales. El curso que viene se contará con una nativa inglesa.

Talleres y Ludoteca: Los viernes a las 17:30 horas y los sábados a las 12:00 horas se imparten talleres de distintos tipos -manualidades, reciclaje, teatro, poesía, títeres…- que harán las delicias de los más pequeños de la casa. Después del taller, se ofrece una hora de ludoteca en la que los niños disfrutan de todos los juguetes de la Rumpus y de la Sensory Room.

Ludoteda: Todos los días a partir de las 19:00 y los sábados, mientras no haya talleres.

Sensory Room: Es un concepto bastante novedoso. Se trata de un aula sensorial, es decir, se juega con los sentidos, materiales sensoriales y luz negra. Se utilizan estas sesiones también en grupos de niños y niñas con necesidades educativas especiales (NEE), como autistas o niños con problemas en el desarrollo, pues se ha reconocido que son especialmente útiles en estos casos, ya que su desarrollo cerebral no sigue los cánones normales, y es preciso estimularlo de alguna manera especial. En Alemania y Holanda surgieron estas “Snoezelen” como respuesta a la necesidad de estimulación de grupos de niños y niñas con dificultades en el desarrollo, y si es bueno para niños especiales, es especialmente bueno para la estimulación de niños normales.

¿Cómo se trabaja?

En Rumpus Room están convencidos de que la manera natural de aprender es jugando, experimentando e incitando a los niños a ello desde una buena motivación. Todos los juguetes son educativos, diseñados para despertar los sentidos, desarrollar la psicomotricidad fina, y estimular la imaginación. No a los juguetes sexistas, violentos o marginadores.

Los niños estarán descalzos, para aumentar así su actividad sensorial, es algo que a ellos les encanta y con razón, ya que los zapatos les privan de libertad y de sensaciones, por eso se los quitan siempre que pueden. Además el descalzarse les proporciona una gran sensación de bienestar y confort.

Todos los servicios se ofrecen en grupos reducidos, de nunca más de 10 niños de ratio (8 en las sesiones de inglés) por lo que permite adecuar los recursos a las necesidades de cada niño. Atención individualizada.

Un ambiente en el que se trabaja la educación emocional, el respeto, y el juicio crítico, ayudando a los más pequeños a tomar decisiones por sí mismos, a ser autónomos y felices.

La Escuela de Verano

En el mes de julio se realizará en “Rumpus Room” una “Super No-Escuela de Verano” en la que los niños jugarán, pintarán y aprenderán un montón de cosas todas las mañanas.