La Asociación Jiennense de Emigrantes y Retornados (AJIER) sigue su ronda de sesiones informativas, ante lo que considera injustas medidas tributarias, que están sufriendo los pensionistas retornados de la provincia. En el día de ayer, ofreció una charla explicativa en Linares en el Centro Social Polivalente San José.

Según afirma AJIER, esta campaña de acoso fiscal, se inició en 2013, cuando “centenares de emigrantes retornados jiennenses ya han recibido declaraciones paralelas, recargos y notificaciones de imposición de sanción, por las pensiones no declaradas en 2008” y teme que “la situación se agrave a lo largo de este año, una vez terminada la campaña de la declaración de la renta”. Según la asociación, la Agencia Tributaria, con esta campaña sancionadora ha creado un estado de alarma social, dentro del colectivo, que “va a generar abruptamente en un aumento significativo de los rendimientos del trabajo en las declaraciones de la renta de miles de jiennenses que han trabajado en el exterior, y que a partir de ese momento pueden ser el blanco perfecto, para seguir recaudando a costa de los más débiles, por aquellas pensiones no declaradas del 2009, 2010, 2011 y 2012”.

Aunque el Ministerio de Hacienda considera en su argumento que solo hace cumplir una ley existente desde el 2006, AJIER denuncia “el carácter retroactivo con el que se ha comenzado a aplicar esa ley, sin comunicación previa ni campaña informativa alguna”, por lo que considera que la Agencia Tributaria está utilizando a este colectivo, únicamente con fines recaudatorios, pues “los emigrantes retornados en su gran mayoría, nunca han tenido una intención de defraudar, evadir o mostrar opacidad en sus ingresos, solo han confiado en aquello que de forma reiterada se les aseguraba desde la propia administración tributaria. La exención de declarar rentas procedentes del extranjero” aseveran.

AJIER, quiere transmitir a la sociedad, que “los emigrantes retornados siempre han estado dispuestos a declarar sus ingresos, pero en ningún caso se sienten defraudadores, ya que no existe negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, más bien desconocimiento y confianza en los profesionales que les asesoraron y la propia administración pública”. Por ello solicitan un gesto de sensibilidad hacía su colectivo e instan a la agencia tributaria a no iniciar ningún expediente sobre las pensiones no declaradas anteriores al 2013.

La Asociación Jiennense de Emigrantes y Retornados, solicita el apoyo del colectivo emigrante, familias y jóvenes que ven en la emigración una salida, para reclamar en una provincia como Jaén donde la emigración ha sido muy fuerte, acciones que favorezcan la transparencia, sin dañar los intereses del colectivo imponiendo recargos y sanciones injustas.