“Con nocturnidad y alevosía” así consideran los trabajadores de AEMSA Santana que actuó la empresa Gamesa Eólica durante las pasadas madrugadas del lunes y del martes, en las que un convoy de 19 camiones de transportes especiales, junto con sus coches piloto, y 4 grúas de gran tamaño sacaron la producción que Gamesa tiene en su factoría linarense, ubicada dentro del Parque Empresarial Santana Motor.

Los trabajadores afirman que desde las 12 de la noche hasta las 5 de la madrugada, con un dispositivo de varias decenas de personas trabajando de manera ininterrumpida, que incluía Policía Nacional y equipos de seguridad privada, Gamesa se llevaba parte de la producción que tiene apilada dentro del Parque de Santana Motor.

Durante la noche del martes varios trabajadores de AEMSA estuvieron presentes en la puerta de la factoría donde afirman que se vivieron momentos de mucha tensión.

Los trabajadores criticaron duramente la actitud de la empresa de haber montado este dispositivo de madrugada, creando una gran alarma e inseguridad por lo que se pudieran llevar. Además agradecieron al alcalde de Linares, Juan Fernández, su presencia y apoyo durante la noche. Éste, junto a los trabajadores, consiguieron hablar con uno de los máximos responsables de la empresa y les concretó que hasta que no finalicen las negociaciones el próximo 31 de mayo no volverían a retirar nada más del Parque.

AEMSA está inmersa en las negociaciones para la extinción de los contratos de la totalidad de su plantilla prevista para el 31 de mayo. Los trabajadores consideran que estas actuaciones de madrugada “parecen no ayudar en nada a dichas negociaciones, ya que generan inseguridades sobre el posible desmantelamiento de la factoría aprovechando la noche o los fines de semana y hace que los trabajadores se vean coaccionados y presionados en la negociación ante la incertidumbre de que se van a encontrar al día siguiente: si una fábrica viable o una nave vacía”.