Agentes de la Policía Nacional desmantelaron en Linares, un invernadero-laboratorio dedicado al cultivo de plantas de marihuana. La información fue recibida a través de la dirección de correo electrónico antidroga@policia.es en el que, de forma anónima, la ciudadanía alertaba de la presencia de ruidos de motores y notaban en el aire un fuerte olor al parecer a marihuana y amoniaco  en una vivienda habitada por una pareja. Esta información fue clave para la identificación y detención de los presuntos autores. El domicilio era frecuentado a horas inusuales por jóvenes de apariencia extraña. La pareja fue detenida al realizarse el registro domiciliario donde convivían con su hijo de cuatro años entre plantas de marihuana.

Un niño de seis años sufre problemas de salud a consecuencia de la plantación

Los investigadores verificaron la información estableciendo un dispositivo de vigilancia en torno a la vivienda, comprobando que a la misma accedían jóvenes que permanecían en su interior en un breve espacio de tiempo abandonando el domicilio acto seguido, comprobando el fuerte olor existente en el edificio, observando en el rellano del domicilio recortes de bolsas de plástico con restos de cocaína. De igual modo, los agentes observaron una ventana del domicilio la cual estaba siempre iluminada, sellada y con un tubo metálico de extracción.  Una vez procesada toda la información se procedió a la entrada y registro judicial de la vivienda, donde se verificó que una de las habitaciones era utilizada como invernadero-laboratorio de cultivo de plantas de marihuana. En el mencionado registro, los investigadores se incautaron de diferentes plantas, cogollos secados y acondicionados para su uso, botes de fertilizantes, lámparas halógenas para favorecer el crecimiento de la planta ilícita, transformadores para regular la tensión eléctrica, ventiladores para mantener el flujo continuo de aire sobre las plantas y extractores para la eliminación del aire nocivo que la planta desprende durante el día.

Se da la circunstancia que debido a la floración de las plantas y el fuerte olor que desprenden las mismas, un niño de seis años vecino del domicilio registrado, sufre problemas de salud tales como reacciones alérgicas en la piel, asma e insomnio, perjudicando de igual modo al hijo de cuatro años de la pareja detenida, el cual convivía con el cultivo de las plantas y el continuo consumo de las mismas en el domicilio.

La operación policial ha corrido a cargo de la Brigada Local de Policía Judicial de Linares.

Son cientos de miles las informaciones anónimas que se reciben a través de antidroga@policia.es en todo el territorio nacional. Gracias a ellas, se han conseguido identificar numerosos “puntos negros” de venta de drogas y detenido a sus responsables.

Este servicio al ciudadano, se puso en marcha en 2011 por la Dirección General de la Policía con unos resultados espectaculares en todo el territorio nacional.